Ser clarividente: todo sobre su poder y el significado

ser clarividente

Ser clarividente, como su nombre lo dice, es la capacidad de ver con claridad ciertos eventos, seres y objetos, a gran distancia física o temporal y sin el uso de los cinco sentidos: tacto, vista, olfato, oído y gusto.

Podemos suponer, entonces, que un vidente trasciende el plano físico y se conecta a través de una gran agudeza mental al plano espiritual. Pero, ¿cuáles son las implicaciones de ser clarividente? Descubre a continuación todo sobre clarividentes y entienda el significado de ser un clarividente.

Mirá también:  ¿Es posible desarrollar la clarividencia? Te enseñamos cómo. 

Deseo de muchos, don desarrollado por pocos: todo sobre ser clarividente

Tener la facultad de la clarividencia es el deseo de muchas personas, ya que ser clarividente es tener la capacidad de ver, observar y entender claramente muchas cosas que están fuera de nuestros ojos y entendimiento en situaciones cotidianas.

Un clarividente tiene la capacidad de ver las cosas a través de los ojos del alma y, en función de eso, comprende la realidad en un nivel más amplio: el espiritual. Por lo tanto, ser clarividente implica también en una gran responsabilidad, que es la de ayudar a las personas que no tienen ese don a comprender ciertos acontecimientos de difícil comprensión. Un ejemplo de estos eventos son sueños que prevén el futuro, como nos explica el famoso pedagogo, escritor y maestro que fundó la religión espiritualista y que sabía todo sobre videntes, Allan Kardec:

“Videntes son personas con algunos conocimientos que no son suyos, sino adivinos de existencias anteriores y de los espíritus con quienes se comunican, a menudo a través de sueños.”

Todo sobre ser clarividente: ¿puedo convertirme en uno?

Todos nacemos con la capacidad de ser clarividente, es decir, ver y comprender claramente los acontecimientos que tienen lugar en el plano espiritual, pero ocurre que, con el tiempo, perdemos esa habilidad cuando nos enfrentamos a la realidad de nuestro mundo físico.

Sin embargo, es posible retomar la capacidad de ser clarividente a través de hábitos y prácticas que establecen conexión con el mundo espiritual, como yoga, tai chi chuan y meditación. También es importante tener algunos cuidados especiales con el cuerpo físico, el templo del alma; Estos cuidados pueden obtenerse a través de actividades físicas, tales como deportes, estiramientos o academia.

Y, por último pero no menos importante, en el universo sobre videntes, es imprescindible aprender más sobre sí mismo, es decir, practicar el famoso autoconocimiento. Para aprender más sobre sí mismo y desarrollar su crecimiento espiritual, lea nuestros artículos sobre autoconocimiento.

Platicar con los mejores psíquicos es siempre una gran manera de recibir orientación espiritual y saber todo sobre la videncia, y una buena consulta espiritual ¡usted encontrará en Ayuda Mística! Simplemente entre en la página web y elija al experto de su preferencia, en cualquier momento del día o de la noche.

Conozca más:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea