Un respetado científico demuestra que existe la clarividencia

Existe la clarividencia

Desde la antigüedad hasta el día de hoy es muy difícil para la mayoría de la gente imaginar que existe la clarividencia y que videncia y ciencia pueden ir juntas, ya que la videncia no es exactamente un proceso racional y que puede ser explicado por métodos científicos.

Pero lo que no se puede negar es que hay numerosos casos a lo largo de los siglos de hechos históricos atestiguados por verdaderos psíquicos muchos años antes de que sucedieran y que compraban que existe la clarividencia, uno de los videntes más famosos de todos los tiempos (además de ser una gran vidente también era un respetado científico).

Mirá también: ¿Por qué hay gente que puede ver espíritus y otros no?

Sólo que, aún así, algunos escépticos tienden a clasificar estos eventos como meros accidentes o coincidencias, incluso contra todas las evidencias. Por supuesto es importante para cualquier científico una postura escéptica, pero una postura dogmática (es decir, una que no acepta contestación) no coinciden necesariamente con la propia ciencia. Y Albert Einstein, uno de los más grandes científicos de todos los tiempos, entendió perfectamente esto.

¿Podría Einstein haber demostrado que existe la clarividencia?

Si lo piensas bien, veremos que los grandes descubrimientos científicos en la historia, como algunas famosas profecías, son hechos que no necesariamente pasan por el razonamiento humano, sino que proviene de algo más misterioso y profundo, que es la intuición.

La intuición es algo puramente inconsciente que, según el famoso físico Albert Einstein, es el factor básico de todo gran descubrimiento. En una de sus frases más célebres, dijo:

“No hay ningún camino lógico para el descubrimiento de las leyes del universo, el único camino es la intuición”.

Y todo psíquico legítimo es antes de todo una persona intuitiva, es decir, con gran sensibilidad y agudeza.

Resulta que el propio Albert Einstein, cuya contribución para el campo de la ciencia es enorme es difícil de medir, formuló una de las teorías científicas más importantes de todos los tiempos, que se puede utilizar para explicar bien y con base científica que existe la clarividencia: la teoría de la relatividad, donde el tiempo y el espacio son relativos, sin embargo profundamente entrelazados, y donde el tiempo deja de ser un valor universal y pasa a ser punto de vista de cada uno.

La existencia de clarividencia comprobada por la teoría de la relatividad

Resulta que, siendo tiempo y el espacio conceptos relativos, ellos no necesariamente obedecen a un orden exacto de principio, medio y fin. E incluso una de las ideas firmemente defendidas por muchos estudiosos de la física, pero todavía muy enigmática, es el tema del viaje en el tiempo.

Hay varias personas en el mundo con dones de videncia que son capaces, en sus mentes, tratar el tiempo y el espacio en tres enfoques diferentes: aquellos que pueden ver en el pasado (evento conocido como retro cognición), aquellos que pueden ver las cosas de la actualidad sucediendo a grandes distancias físicas (uno de los fenómenos de la clarividencia) y aquellos que pueden ver el futuro (a través de la cognición previa uno de los advenimientos de clarividencia).

Es decir, los psíquicos auténticos o videntes reales, sólo ven los eventos que ya están grabados en los filmes del tiempo y, por qué no decirlo, en el filme de la vida. Sin embargo, no incurren en un determinismo absoluto de nuestro destino, es decir, dependiendo de nuestras acciones y actitudes pueden cambiar aquello que positivamente el futuro nos reserva.

Una famosa cita de Einstein, que ilustra cómo existe la clarividencia y cómo ella puede conectarse a la ciencia, es el siguiente: según él, cuidando las debidas proporciones, su teoría de relatividad nos dejaba más cerca que nunca de entender la mente de Dios. Y observe bien, según la autora Sylvie Simón, famosa erudita, defensora de la clarividencia y autora del libro Videncias Fantástica, “… cuando el hombre hubiera eliminado el obstáculo de la materia, el pensamiento positivo podrá crear y entonces será más cercano a la divinidad”, es decir, de Dios. Y para Dios no hay pasado, presente o futuro ni tiempo y espacio.

Conozca también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea