Remedios para el mal de ojo en bebés, en adultos y en el cabello

remedios-para-el-mal-de-ojo

El mal de ojo, es más común de lo que creerías, incluso podrías tenerlo y no darte cuenta, porque aunque algunas veces puedes notar síntomas como dolor en el entrecejo, cansancio, pérdida de apetito o desaliento, en muchos otros casos, no presenta síntomas fácilmente identificables.

La buena noticia es que hoy aprenderás a identificar si tienes mal de ojo o si alguien a tu alrededor lo tiene y conocerás algunos efectivos remedios caseros para acabar con ese maleficio. 

¿Qué es el mal de ojo?

Desde hace muchos años y en las diferentes culturas, se le ha otorgado un gran poder a los ojos, tanto que se le atribuye el poder de causar daño, provocar enfermedades y hasta la muerte de otra persona, sólo con mirarla.

Se cree que además de enfermarnos por agentes externos o físicos, también podemos enfermarnos por las energías negativas de otras personas, sus palabras, acciones y sentimientos.

Por lo cual, una persona (con o sin intención) puede causarte daño a ti, a tus hijos, a tu casa, a tus mascotas y a tus plantas. Además, puede perjudicar también tus negocios y tus cultivos.

La persona, de acuerdo con la creencia, “seca” lo que mira. Los más vulnerables a este maleficio son los bebés, los niños, los ancianos, las madres lactantes, los árboles frutales jóvenes y los animales de ordeño.

Este maleficio ancestral es causado por la envidia, la negatividad, los sentimientos negativos y los malos deseos de otras personas. Por lo general, personas envidiosas y celosas, que con su energía provocan la maldición, incluso de manera involuntaria o sin intención.

Lee también:

¿Cómo puedes saber si tienes mal de ojo?

Hay algunas personas que identifican los síntomas que se mencionan a continuación, que varían un poco si se trata de un adulto, un bebé o niño, o un objeto, planta o animal.

En adultos:

  • Falta de apetito
  • Cansancio excesivo sin motivo aparente
  • Pérdida de fuerza, desánimo
  • Dolores de cabeza fuertes
  • Mal humor o tristeza sin motivo
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de potencia en los hombres
  • Alergias sin causa aparente

En bebés o niños:

  • Enfermedades repentinas sin causas claras
  • Mal humor y apatía
  • Vómito o diarrea
  • Llanto sin control

Objetos, animales y plantas:

  • En el cabello: luce maltratado en exceso, sin brillo y quebradizo.
  • En animales domésticos y ganado: enfermedades repentinas 
  • En vacas y cabras: se seca la producción de leche
  • En mascotas: cambio en los comportamientos, peleas entre ellos (cuando antes no peleaban). 
  • En árboles frutales: no dan frutos, se marchitan y mueren.
  • En plantas: se marchitan y se secan de repente.

Conoce otras señales que pueden indicar que tienes mal de ojo, leyendo:

Sin embargo, algunas personas que tienen mal de ojo, no presentan síntomas. Para esos casos, existen los siguientes métodos de diagnóstico:

  • Método de la piedra y la cuerda:

De acuerdo con una costumbre musulmana e hindú, la persona que sospecha tener mal de ojo, debe atar una cuerda alrededor de una piedra. Luego, debe lanzar la piedra al fuego y si la cuerda no se quema, indica que la persona tiene mal de ojo.

  • Método del aceite:

Es una costumbre que proviene de la magia popular italiana que han transmitido de generación en generación. 

Consiste en echar aceite de oliva, gota por gota, en un vaso con agua, mientras rezas. Si el aceite forma una imagen parecida a un ojo, significa que estás bajo algún maleficio. Continúa echando gotas de aceite en el vaso con agua y rezando, hasta que la figura del ojo se deforme.  

  • Método de la piedra y la cuerda:

Este método de detección, consiste en colocar paja, sal y pimienta de cayena dentro de una olla y mover, haciendo círculos delante de la cabeza de la persona afectada.

La olla se coloca rápidamente hacia abajo sobre una placa, y si se pega (si al levantar la olla, se viene junto con la placa), se interpreta que la persona tiene mal de ojo.

  • Método con fósforos (cerillas) o carbón:

Este método es usado en Europa del Este y consiste en dejar caer carbón o cabezas de fósforo quemadas, dentro de una olla con agua. Si flotan, significa que el niño fue ojeado.

¿Cómo quitar el mal de ojo?

Se dice que el mal de ojo “seca a la persona”, por eso son muy efectivos aquellas recetas que incluyen líquidos. 

Lo mejor de estos remedios para el mal de ojo, es que son sencillos y con ingredientes que puedes tener fácilmente en tu casa.

Remedios caseros para el mal de ojo

  • Agua y sal

Este remedio casero para el mal de ojo, debes hacerlo el viernes en la noche y necesitarás:

  • Una vela blanca pequeña
  • Dos puñados de sal fina 
  • Un cuenco de agua

Arroja los dos puñados de sal en el agua, mézclalos bien y luego pon la vela encendida en el agua.

Pon el cuenco detrás de la puerta de la habitación de la persona afectada por el maleficio. Espera a que la vela se consuma por completo, en ese momento, la persona quedará curada del mal de ojo.

  • Aceite y agua 

Para hacer este efectivo ritual, necesitarás:

  • 1 vaso con agua
  • Aceite

Vierte aceite sobre un mechón de cabello de la persona afectada, sosteniéndolo sobre el vaso con agua. 

Si la persona realmente está bajo el efecto del mal de ojo, el aceite se mezclará con el agua. Para curarla, debes repetir varias veces (hasta que el aceite quede separado del agua) el procedimiento mientras rezas una oración.

  • Aceite, agua y tijeras

Este remedio casero para el mal de ojo, requiere los siguientes elementos:

  • 1 plato hondo o plato sopero
  • Agua 
  • Aceite
  • Tijeras

Llena el plato con agua y pon las tijeras abiertas en el fondo. Luego moja con aceite el dedo anular de la persona afectada, dejando caer 7 gotas de aceite desde el dedo, justo encima de las tijeras.

Mientras realizas este ritual, debes rezar y si el aceite se va hacia el fondo del plato o se disuelve en pequeñas gotas, quiere decir que la persona está en proceso de curarse.

  • Baño de ruda

Realiza este remedio casero para el mal de ojo, consiguiente estos elementos:

  • Hojas de ruda
  • Agua

Pon las hojas de ruda en agua durante al menos una noche o pon a hervir el agua con las hojas dentro durante 30 minutos, para que se liberen las propiedades de la planta.

Luego (después de pasado el tiempo y cuando esté a una temperatura agradable) báñate con ella, desde la cabeza hasta los pies. No la retires, ni laves con agua de la ducha, porque este baño de ruda te liberará de las malas energías.

Estos artículos también pueden interesarte:

  • Ritual del huevo:

Es un excelente remedio casero para el mal de ojo y permite quitarse uno mismo el mal de ojo. Para hacerlo, necesitarás:

  • Un espacio limpio y tranquilo
  • Un huevo

Acuéstate en ese espacio limpio y tranquilo. Luego pasa el huevo por tu cuerpo, por las piernas, por el pecho, por los brazos, por el corazón, por el estómago y por la cabeza.

Mientras lo haces, repite “al mismo tiempo que paso el huevo por mi cuerpo, vaya limpiando mi cuerpo y mi astral. Que todo el mal que recoja mi cuerpo, pase al interior de este huevo, y que vaya a parar donde a nadie pueda dañar”.

Finalmente, rompe el huevo en un recipiente y si el huevo tiene una apariencia normal, significa que estás curado del mal de ojo. Si por el contrario, el huevo tiene manchas negras o verdes, debes realizar nuevamente el ritual, hasta lograr la apariencia normal del huevo.

Remedios para el mal de ojo en bebés

Los primeros días de un bebé son los más vulnerables, muchas personas (sin importar que sean personas cercanas, de la familia, amigos o vecinos) van a conocerlo y a visitar a la familia. De forma intencional o no, es posible que reciba energías de personas envidiosas o celosas y esto puede ser perjudicial para el bebé.

Estos son algunos remedios para el mal de ojo en bebés:

  • Limón y agua:

Dentro de un vaso con agua limpia, pon un limón y déjalo en el lugar donde duerme el bebé, que quede a la vista de todos. 

Con este remedio casero, limpiarás el aura. Sólo debes cambiar diariamente el agua y cada sábado, cambiar el limón. 

  • Ritual del huevo:

Acuesta al bebé boca abajo y pasa por todo su cuerpo un huevo fresco (a temperatura ambiente, que no haya sido refrigerado). Empieza por la cabeza y termina en los pies.

Mientras lo haces, debes rezar el credo e ir haciendo cruces. Deja el huevo sobre la cabeza del niño durante unos segundos y después ponlo de nuevo en tus manos. 

Ahora voltea al bebé para que quede boca arriba y repite el procedimiento. Cuando termines, rompe el huevo y deposítalo en un vaso con agua hasta la mitad.

Haz una cruz con una espiga y ponla dentro del vaso. Déjalo durante 3 noches debajo de la cama donde duerme el bebé y en la cuarta noche, eliminar el contenido del vaso tirándolo por el sanitario. De esta forma eliminas el maleficio y tu bebé estará curado.

Lee también:

Remedios caseros para el mal de ojo en el cabello

El  mejor remedio casero para el mal de ojo en el cabello es la oración. Estas son algunas plegarias específicas para combatir el mal de ojo:

Oración para el mal de ojo 1:

“Hoy me encomiendo a ti señor de los cielos, y elevó esta plegaria con el fin de que apartes el mal que está ocasionándome un enemigo al untar parte de mi cuerpo con un mal de ojo infranqueable, sabiendo que es lo que más aprecio. 

Ante todos mis intentos orientados por tu luz, este no parece doblegarse ante intento alguno. Solo necesito de tu mediación todopoderosa y con ello se que lograre librar mi cabello de la marca que ha dejado el envidioso y que después este volverá a lucir tal y como lo hacía en sus días de gloria gracia al cuidado que yo le hacía, ello te ruego sea materializado en su aspecto.

En tus firmes manos dejo este trabajo Señor de mi alma, ya que sé que en la batalla contra el maligno, eres tú quien siempre sales victorioso. Amén.”

Oración para el mal de ojo 2:

“Santísimo Señor que vives en el firmamento; estas sencillas palabras las dirijo hacia a ti con el fin de pedir tu intervención en este problema que me perjudica tanto física, como mentalmente.

En estos momentos mi cuerpo siente los embates de ese mal, quien se ha centrado en causar estragos en mi cabello con el fin de perjudicarme. Cada día siento como poco a poco el mal de ojo se apodera de mi vida y es la razón por la que hoy recurro a ti, ya que tú todo lo puedes. Te ruego no me abandones en estas horas en donde más te necesito.

¡Aleja ese mal de ojo de mi cuerpo Padre Santo, pues en mi sólo debe habitar el bien! ¡Aparta la envidia que me profesa mi enemigo, y no permitas que vuelva a morar en parte alguna de mí! Elevo esta plegaria humilde al cielo con la esperanza de corazón, para que sea acogida en el seno de tu pecho. Amén”.

Conoce también estas poderosas oraciones:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Aiyana

Aiyana

Videncia,tarot,mediumnidad

92% de aciertos

2764 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Simoine tarot

Simoine tarot

Reiki,tarot,pendulo hebreo

97% de aciertos

557 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Jazbel tarotista

Jazbel tarotista

Tarot,videncia,guia espiritual

97% de aciertos

1236 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Lian tarotista

Lian tarotista

Tarot,fotomancia,relaciones

98% de aciertos

117 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.