Conoce todo sobre la religión Santería: su historia y sus poderes

religión Santería

La conquista de los españoles a tierras hispanas trajo consigo una innumerable cantidad de cambios en el mundo y las creencias religiosas no escaparon a estas transformaciones. Se trata de una historia fascinante que dio origen a la religión Santería, un sistema de creencias surgió de un sincretismo de elementos europeos y africanos.

El origen de la religión Santería

Los conquistadores prohibieron a los esclavos llevados a Cuba la práctica de su religión y se empeñaron en imponerles el catolicismo. Los obligaban a ir a misa y a escuchar las historias de los hombres cuya servil práctica cristiana había hecho que se consideraran santos.

Pero, lejos de abandonar su creencia Yoruba, los negros encontraron increíbles características entre los personajes venerados por los católicos y las deidades Yoruba. Así que asumieron que los santos cristianos no eran más que manifestaciones de sus propios dioses.

Por solo citar un ejemplo, el Orisha Babalú Ayú, la deidad de las enfermedades venéreas y de la piel, de la lepra, la viruela, de las plagas en general. Su historia y poderes de sanación se relacionaron con la de San Lázaro, un leproso mendigo, cuya vida se relata en la Biblia, conjunto de libros por el que se rige el catolicismo.

La palabra Santería surgió como una forma despectiva con la que los españoles se burlaban del supuesto exceso culto de los negros hacia los santos.

Mientras que los amos pensaron que sus esclavos se habían convertido al cristianismo y rezaban a los santos, en realidad estaban siguiendo sus creencias tradicionales. Es así como cada Orisha yoruba sincretiza con un santo de la iglesia Católica en la Santería.

Se puede concluir que es un conjunto de sistemas religiosos que fue extendida por los antiguos esclavos negros y sus descendientes a países como Cuba, Puerto Rico, Colombia, República Dominicana, Venezuela, Brasil y Panamá, así como a lugares con gran población hispana en Estados Unidos de América.

Esta creencia también hace presencia en la propia España, así como en México, Países Bajos, Alemania, Inglaterra, Francia, y otros países en los que ha llegado un significativo número de inmigrantes cubanos.

Fundamentos de la religión Santería

La religión Santería, también llamada Regla de Osha-Ifá, tiene una compleja cosmogonía que exige años de estudio y dedicación. Pero se fundamenta en la creencia de una fuerza o Dios universal del que proviene todo lo creado.

Su nombre es Olodumare y su energía Ashé. De él viene todo lo que existe, y a él todo regresa. Los yorubas creen que la vida de cada persona viene ya determinada antes del nacimiento en Ile-Olofi, la casa de Dios en el cielo.

Aquellos que no cumplan con el propósito que eligieron venir a cumplir en la Tierra serán castigados por los Orishas y deben reencarnarse hasta satisfacer el castigo.

Aunque la religión Santería se considera una creencia, en muchas partes la palabra continúa empleándose de forma despectiva. Por lo que muchos practicantes prefieren utilizar otros nombres, como lukumi, debido a su saludo “oluku mi”, que significa “‘amigo mío”.

Como te adelantamos, el panteón Yoruba es extremadamente complejo y sofisticado. A Olodumare le siguen los Orishas, deidades que gobiernan diversos aspectos del mundo y que velan para que cada mortal cumpla con el destino que tiene marcado desde su nacimiento.

Olodumare interactúa con el mundo y la humanidad a través estos emisarios. Los Orishas acuden en ayuda de sus seguidores, guiándolos a una mejor vida material, así como también a un correcto camino hacia su misión de vida espiritual.

La comunicación entre los Orishas y los humanos se logra a través de ritos, ofrendas, rezos y adivinación. Canciones, ritmos y posesiones por trance son también otros medios por los cuales se interactúa con ellos en búsqueda de una vida más profunda y completa durante la estadía en este mundo.

Jerarquía de la religión Santería

La religión Santería cuenta con una jerarquía sacerdotal y el grado más alto de la Regla de Osha-Ifá lo ocupan los babalawos, también llamaos olowuos, son sacerdotes de Ifá y su profeta Orunmila. Ellos reciben fuertes poderes para guiar a las personas a través de la sabiduría transmitida por las deidades. Por otra parte, los santeros u omorishas son los que trabajan con consultas con caracol en sesiones espirituales.

El oriaté, por su parte, es el encargado de dirigir las ceremonias de la divinidad para que esta se haga de manera correcta, mientras que los aleyos son aquellas personas que tienen ciertos conocimientos, son creyentes y están interesados en las ceremonias.

En el rango de jerarquía siguen los babalorishas e iyalorishas, que son santeros con ahijados consagrados y los Iyalorishas y babalorishas, santeros sin ahijados. Posteriormente, se encuentran los Iyawos, santeros en su primer año de consagrados. Por último, tenemos los aleyos, que son creyentes que aún no han sido consagrados.

Sincretismo de la religión Santería

Como te explicamos al principio, la religión Santería surge de la unión de elementos católicos con la creencia Yoruba. Y así como el ejemplo que te colocamos de Babalú Ayú y san Lázaro, existen otros sincretismos muy populares. Changó, el Orisha de la justicia, equivale a a Santa Bárbara; mientras que Eleguá tiene como referencia al santo Niño de Atocha o San Antonio de Padua.

Oyá, reina de los vientos y dueña de la puerta del cementerio se sincretiza con la Virgen de La Candelaria y con Santa Teresa de Ávila. Obatalá, dueño de todas las cabezas, equivale en la religión Católica a la Virgen de las Mercedes y Agayú encuentra su correlato en San Cristóbal.

La cantidad de sincretismos es muy amplia y da por sentado que la fe es capaz de resistir las circunstancias más adversas. Aunque los Yorubas fueron arrebatados de sus hogares y esclavizados en América, sus Orishas y sus poderes nunca pudieron ser encadenados, y la religión Santería está más viva que nunca hoy.

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea