Aprende todo sobre las ofrendas a Oyá y su importancia

ofrendas a Oyá

Las deidades siempre están presentes ayudándonos y guiando nuestros caminos hacia el bienestar, la salud y la prosperidad. Pero muchas veces no sabemos cómo agradecerles o pedirle favores para superar dificultades. Te presentamos todo lo que necesitas saber sobre las ofrendas a Oyá, una de las Orishas más importantes del Panteón Yoruba, considerada Señora de la centella, del remolino, del arcoíris y de los muertos.

Oyá se sincretiza en la religión católica con la Virgen de la Candelaria y Santa Teresa de Jesús. Su festividad se celebra el 2 de febrero y en la región oriental de Cuba el 15 de octubre.

Se trata de una deidad de enorme poder, hija de Yemayá y de Orongún, que vive en la puerta de los cementerios y forma parte del grupo de las tres mujeres de Changó. Es la divinidad de la justicia y del trueno (incluso se cree que es su concubina favorita).

Es importante ofrendar con frecuencia a esta Orisha porque, como reina de los vientos, se le considera dueña del propio aire que respiramos, es decir, nuestro aliento de vida diaria. Su energía nos ayuda a sostenernos y a mantenernos en perfecto funcionamiento y armonía con la naturaleza.

¿Cuáles son las ofrendas a Oyá?

Las ofrendas a Oyá, generalmente, son todas las frutas de color ocre especialmente: berenjena, batata, plátano indio, bollos de frijoles de carita, uvas, manteca de cacao, maíz tostado y coco.

También le causa gran alegría las flores de todos los colores, el vino tinto, las sardinas asadas con manteca de corojo, el dulce de batata con papelón, los bollos de plátanos verdes y las velas de todos colores menos las negras.

Oyá vive en una vasija de barro con tapa o una sopera de loza color carmelita o de varios colores. Es importante que antes de hacerle cualquier ofrenda te acerques con respeto y le manifiestes con seguridad su saludo: “¡Jekua Jey Yansá!”.

Dentro de su receptáculo esta deidad normalmente vive seca, en algunos casos en agua de río y en otros solo se le rocía un poco de este tipo de agua.

A Oyá se le llama con el sonido de la vaina de flamboyán, y su bandera y paños llevan una combinación de todos los colores excepto el negro. La deidad luce un vestido vino y una saya con nueve franjas de diferentes colores, especialmente los del arcoíris. En su cabeza luce cintas también de nueve colores, pues este es su número favorito.

Como ofrendas de sacrificio, a Oyá se le inmolan chivas, gallinas y palomas. Sus hierbas preferidas son: flamboyán, caimitillo, fruta bomba, yuca, granada, ciruelas moradas, geranio, coralillo morado, mar pacífico, pepino cimarrón, verbena, llantén, vergonzosa, artemisa, cordobán, alcanfor, curujey, croto, chirimoya, meloncillo y maíz guisado, entre otras.

La importancia de las ofrendas a Oyá

Para entender la importancia de las ofrendas a Oyá debes saber que este tipo de regalos recibe el nombre de addimú o adimú, palabra que proviene de “A”, que significa “quien”; “Di” que es igual a “transforma” y “Mú” que se traduce en “Absorbiendo”. En este sentido, un adimú es ofrecer alimentos a las deidades para que estos los absorban hasta consumir la espiritualidad de los mismos.

Estás ofrendas a Oyá pueden servir para agradecer o para hacer peticiones por nuestro bien a través de una innumerable cantidad de seres que comparten el mundo con los humanos. También se utilizan para mantener el cuidado de las relaciones que se mantienen con los antepasados o con ciertos espíritus, además de enlazar las relaciones dentro del universo en que vivimos.

Hacer ofrendas a Oyá nos proporciona paz y armonía. Un ritual así es, entonces, una manera de reorganizar el universo a favor de la raza humana.

Es importante que antes de colocar la ofrenda a Oyá pronunciemos las palabras:

  • “Oyú ile lasbeda ladimú otá lashéru bowa ladimú bi Ebo mamashe adimú keleyeri”

Que se traducen en:

  • “Estamos en tu presencia, poniéndote este presente de sacrificio, si no lo aceptas, la tierra será testigo”.

El adimú nos da derecho a merecer las bendiciones de los Orishas y ancestros, sin importar lo simple que la ofrenda pueda parecer.

Cuando hacemos una petición a nuestras divinidades y les pedimos la transformación, debemos darles algo especial a cambio. El propósito de las ofrendas a Oyá es ayudarnos a enriquecernos por medio de cambios positivos.

Ofrendas a Oyá para una petición difícil

Además de mostrarte las principales ofrendas a Oyá, te enseñaremos a realizar una muy especial y poderosa que te ayudará a salir de cualquier situación difícil. Para agradar a esta deidad y facilitar que esté dispuesta a oír tu petición, pon a hervir nueve berenjenas en vino tinto, troceadas, con su cáscara, con dos cucharadas de azúcar morena durante 9 minutos.

Una vez que ha pasado el tiempo recomendado, retira las berenjenas del fuego y colócalas en un recipiente. Tápalas con un paño blanco y otro morado, y déjalas junto a Oyá rezándole cada mañana la siguiente oración:

“Eres mi Madre, Oyá, y con tu iruke nos devuelves la salud. Tú eres brava Oyá, y necesito tu ayuda. Para agradarte te ofrezco nueve berenjenas hervidas en vino tinto.

Eres la tienda de comer al lado, madre mía nueve días en el cielo, viento de la muerte, remolino de lo alto, reina de todos los mercados, mujer dueña de todos los espíritus, dueña de la enfermedad, santa de la raya en la cara bonita, dueña del viento. La que entiende lo que ve, madre mía, mujer de mucho poder por mandato de Dios, para ser Reina de la Muerte, concédeme el pedido que te hago. Gracias.”

Luego de pasados nueve días tira a la basura las berenjenas, seguro de que Oyá concederá tu petición.

Como habrás leído, hacer ofrendas a Oyá es de suma importancia para mantener el equilibrio con el mundo y mover las energías a tu favor. Esta deidad puede ayudarte en las dificultades y acompañarte siendo una buena guía en el camino que decidiste recorrer en este mundo. Ofrécele con fe que Oyá te responderá con rapidez y bondad.

Ahora que ya sabes más sobre las ofrendas a Oyá, te recomendamos también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea