¿Cómo un Salmo para calmar la ansiedad nos puede relajar?

Salmo para calmar la ansiedad

Cuando lo hemos intentado todo para relajarnos y vivir una vida tranquila y nada ha servido, en muchos casos lo único que necesitamos es un poco de ayuda espiritual. Por eso hoy queremos plantearte la alternativa de recurrir a Dios a través de un Salmo para calmar la ansiedad, y así lograr atraer la paz, la tranquilidad y la calma a tu vida en los momentos de angustia.

Antes de contarte cuales son los más conocidos, queremos abordar un poco desde el punto de vista profesional. Descubre cuáles son los trastornos de ansiedad más comunes y cuáles son los tratamientos tradicionales que se usan para ellos actualmente. Descubre también las terapias alternativas que existen para los pacientes que sufren de estas patologías.

Problemas relacionados con los trastornos de ansiedad

La ansiedad abarca varias enfermedades que se caracterizan principalmente por sentir miedo o angustia. Es por esta razón que tiene mucha lógica el recurrir a una ayuda espiritual como un Salmo para calmar la ansiedad en el momento en que estemos pasando por una crisis.

Primero, existe la ansiedad generalizada, que ocurre cuando la persona experimenta, sin causa aparente, miedo a enfermarse o aún cuando sentimos angustia o miedo en el momento de presentar una entrevista de trabajo. Otros miedos comunes son: temor a la soledad, el recelo a salir de la casa y que nos pase algo y el miedo a algunos tipos de animales como las arañas por ejemplo.

En caso de que los miedos están afectando nuestra vida, podemos recurrir a un profesional. Si se presentan ocasionalmente acudiremos a las ayudas que tengamos más a la mano, como hablar con la familia o con nuestro líder espiritual.

Tratamientos tradicionales vs Salmo para calmar la ansiedad

En casos de ansiedad extrema, cuando ya se haya convertido la angustia en algo crítico, es recomendable acudir a un profesional en psiquiatría. Para sobrellevar la enfermedad ellos nos recetarán calmantes o sedantes para relajarnos y poder dormir.

El problema de los sedantes es: una vez ha pasado la crisis, con cada mínima situación que tengamos acudiremos a ellos automedicandonos y por tanto la solución ahora será el problema. Nos volveremos farmacodependientes y a largo plazo esto ya no será de gran ayuda.

Por el contrario, encontrar la sosiego a nuestra angustia leyendo un Salmo para calmar la ansiedad, nos permitirá continuar nuestra vida hallando la paz y tranquilidad necesaria sin volver a un ciclo de miedo que nunca acaba.

El Salmo para calmar la ansiedad entre las principales terapias alternativas

Hay varias opciones de terapias alternativas que nos pueden ayudar eficazmente a combatir la angustia, entre ellas están:

  • Hipnoterapia: en los últimos años la hipnosis se ha convertido en la panacea para tratar los trastornos de ansiedad. Ella consiste en llevar al paciente a un estado de relajación profunda en el cual pueda controlar los síntomas como palpitaciones, sudoraciones y demás siendo muy efectiva después de varias sesione. Debe ser hecha por un profesional, médico psiquiatra, de preferencia.
  • Té para la ansiedad: una alternativa para calmar la ansiedad en el momento, conocido como muy económico, el té está entre los más efectivos para aliviar las crisis. Encontramos su versión en: té de manzanilla, la valeriana, la lavanda, la passiflora y el té verde.
  • Acupuntura: dentro de la medicina tradicional china, se cree que ubicar los puntos energéticos y actuar sobre ellos ayudará a disminuir los niveles de tensión, estrés y por lo tanto angustia que generan la sensación de sentirnos ansiosos.
  • Terapia con animales: formulada especialmente para ancianos o niños, pues el nivel de compañía que da el animal (en especial doméstico), reduce el miedo y la angustia que se tiene al entorno.
  • Acudir a un guía espiritual: En estos casos siempre ayuda mucho acudir a algún guía. Es una de las mejores maneras ya que nos muestra soluciones a través de un Salmo para calmar la ansiedad.

Los tres Salmos más usados en casos de ansiedad

¿Quieres recuperar la calma a través de un Salmo para calmar la ansiedad y no sabes cuál es el mejor? Siempre podemos acudir a la Biblia en caso de situaciones desesperadas.

La lectura de un Salmo para calmar la ansiedad aliviará muchos de nuestros sentimientos negativos y lo podemos leer, por ejemplo, en caso de que busquemos la paz interior, cuando comenzamos un nuevo trabajo, los amigos nos dejen solos, enfrentemos a una crisis, estemos impacientes, vivamos solos y atemorizados.

Además eso, en muchas otras situaciones de nuestra vida cotidiana podemos aplicar el Salmo para calmar la ansiedad. A continuación te mostraremos a través de estos Salmos, el poder de la oración cuando la angustia o el miedo te invadan:

Primero Salmo para calmar la ansiedad

El Salmo 23 es uno de los más conocidos y lo pongo primero pues es uno de los que más da sosiego a nuestras penas. Tú, Señor, estás conmigo:

“El Señor es mi pastor; nada me falta.
Me hace descansar en verdes pastos,
Me guía a arroyos de tranquilas aguas,
Me da nuevas fuerzas ,
Y me lleva por los caminos rectos,
Haciendo honor a su nombre.

Aunque pase por el más oscuro de los valles,
No temeré peligro alguno,
Porque tú, Señor, estás conmigo.

Tu vara y tu bastón me inspiran confianza,
Me has preparado un banquete ante los ojos de mis enemigos,
Has vertido perfume en mi cabeza,
Y has llenado mi copa a rebosar.

Tu bondad y tu amor me acompañan a lo largo de mis días,
Y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré.”

Segundo Salmo para calmar la ansiedad

En algunas ocasiones perdemos las fuerzas y no queremos luchar más. Por eso, Dios nos recuerda que él siempre está a nuestro lado por lo que no tenemos nada por qué temer. Conoce a continuación el Salmo para calmar la ansiedad, 46, Dios está con nosotros:

“Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza;
Nuestra ayuda en momentos de angustia.

Por eso no tendremos miedo aunque se deshaga la tierra,
Aunque se hundan los montes en el fondo del mar,
Aunque ruja el mar y se agiten sus olas,
Aunque tiemblen los montes a causa de su furia.

Un río alegra con sus brazos la ciudad de Dios,
La más santa de las ciudades del altísimo
Dios está en medio de ella, y la sostendrá;
Dios le ayudará a comenzar el día”.

Tercero Salmo para calmar la ansiedad

Este Salmo para calmar la ansiedad, 91, es especial para aquellas personas que sufren de agorafobia, es decir, miedo a salir de sus casas. Leyéndolo te sentirás reconfortado, pues aquí se muestra que aunque la noche esté muy oscura, el señor siempre está a tu lado protegiéndote y acompañándote. El señor es nuestro refugio:

“El que vive bajo la sombra protectora del altísimo,
Dice el señor: Tu eres mi refugio, mi castillo,
¡Mi Dios, en quien confío!’

Solo él puede librarte de las trampas ocultas y plagas mortales,
Pues te cubrirá con sus alas y bajo las estrellas estarás seguro.
¡Su fidelidad te protegerá como un escudo!

No tengas miedo a los peligros nocturnos,
Ni a las flechas lanzadas de día,
Ni a las plagas que llegan con la oscuridad,
Ni a las que destruyen a pleno sol.

Pues mil caerán muertos a tu izquierda
Y diez mil a tu derecha
Pero a ti nada te pasará.”

De esta manera, podemos ver que el escoger un Salmo para calmar la ansiedad puede ser de mucha ayuda cuando se sienten nervios, angustia o miedo. Es una solución que está al alcance de nuestras manos efectiva y poderosa.

Además del Salmo para calmar la ansiedad, te recomendamos también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea