Conoce la oración a la Virgen de la Candelaria y renueva tu camino

oración a la Virgen de la Candelaria

En muchas ocasiones, nos embarga el desánimo y la desesperación al ver nuestros caminos estancados o al encontrarnos ante una situación que creemos imposible de superar. Si estás en necesidad de una luz que ilumine tu vida, este artículo es para ti. Hoy te presentamos la poderosa oración a la Virgen de la Candelaria.

El poder de la oración a la Virgen de la Candelaria

Cuando la Virgen María fue a presentar al Niño Jesús al templo llevaba una vela encendida. Pero entre sus brazos cargaba una luz mucho más grande, porque Jesús de Nazareth es Dios hecho hombre y es la luz de todo camino.

Imagínate el poder de una petición realizada a la madre de quien vino a ser luz del mundo. ¡Prepárate con mucha fe y sigue con devoción todo lo que te enseñaremos hoy! Pide a la Virgen de la Candelaria para que tus caminos se iluminen en dinero, amor, salud o cualquier otro ámbito que sientas que tiene estancada tu vida.

La oración a la Virgen de la Candelaria

La oración a la Virgen de la Candelaria en América se realiza desde la época de la Conquista, cuando los españoles procedentes de las Islas Canarias, en España, pisaron tierras americanas. La tradición recomienda que se rece todos los viernes.

Así que, siguiendo los consejos sobre cómo realizar la oración a la Virgen de la Candelaria, en soledad o en compañía de otros seres queridos creyentes, expresa con fe:

“Virgen de la Candelaria, Madre nuestra que llevas al Niño a presentarlo en el templo. A ti venimos con la confianza y sencillez de hijos. A ti llegamos con nuestras angustias y esperanzas, con nuestras penas y alegrías, con las fatigas del trabajo y el peso de nuestros pecados; con todo lo que somos y tenemos”.

Y continúa rogándole: “Virgen de la Candelaria, tú eres nuestra Madre; tú nos reúnes junto a Cristo Salvador, tú eres nuestra esperanza, consuelo y gozo. Tú nos acompañas cada día. Tú eres nuestra estrella en el camino hacia el Padre.

Virgen Madre de Dios, escucha nuestros ruegos, bendice nuestros hogares, alcánzanos trabajo y salud. Enséñanos a escuchar la palabra de tu Hijo y a vivirla cada día, para que, dóciles al Espíritu Santo, sepamos construir una Nación de hermanos y una Iglesia servidora en el mundo. Amén.”

Leer también:

Oración a la Virgen de la Candelaria para peticiones difíciles

Además de la oración a la Virgen de la Candelaria que te enseñamos, esta santa tiene también un rezo especial para peticiones difíciles. Podemos acudir a ella cuando nos encontremos desesperados. Debes realizarla por nueve noches consecutivas y con la mayor fe de que tus súplicas serán oídas y atendidas.

Comienza la oración a la Virgen de la Candelaria diciendo:

“Queridísima Virgen de la Candelaria, nos reunimos junto a ti con humildad y esperanza pues sabemos que nos amas, nos escuchas y nos das luz en todo momento y situación, sobre todo cuando estamos agobiados por los problemas.

Hoy llegamos ante tu imagen llenos de ilusión con nuestra fe y confianza puestas en ti Señora, y te traemos nuestra devoción y nuestro cariño. Acéptalos amada Virgen Santísima, y no nos dejes sufrir más, dulce Madre nuestra.

Que nos parezcamos a ti cada día más, para agradar al Señor como tú lo hiciste y vivamos así, en paz, amor y alegría y lleguemos luego a compartir contigo la dicha eterna de la Gloria Celestial.
Virgen Inmaculada de la Candelaria, apiádate, Señora, y danos tus bendiciones, porque de cuantos en ti confían y esperan, tú eres el mejor puerto de salvación y con tus maternales caricias todos recibimos los tesoros de los cielos.

Oh, María, nuestra esperanza nuestro amparo y nuestro auxilio, nuestro refugio, claridad y camino nuestra madre atenta que nos guardas y guías, te suplicamos una vez más que seas nuestro consuelo, nuestra bendita mediadora con el Señor y nos ayudes a conseguir solución a nuestros problemas”.

Finaliza la oración a la Virgen de la Candelaria precisando lo que necesitas:

“Oh, Virgen Santísima, te rogamos que hoy tu alma esté con nosotros. Líbranos, Señora, de todos los peligros, aléjanos de enemigos, enfermedad y todo mal y danos tu ayuda para salir de esta difícil situación que hoy nos embarga el ánimo.

Te suplicamos que nos alcances de tu Hijo amado, Nuestro Señor Jesucristo, remedio para salir con bien de estas dificultades (haz ahora con mucha esperanza la petición).

Madre y Señora nuestra; conscientes de nuestras debilidades acudimos a ti, somos tus hijos y nos ponemos en tus manos. Haz que con tu poderosa intercesión sea concedido lo que solicitamos, y no nos dejes sin tu amparo y maternal cuidado para que nos eduques y logres hacer de nosotros verdaderos hijos de Dios. Así sea.”

Historia de la oración a la Virgen de la Candelaria

Para que sepas la importancia de la oración a la Virgen de la Candelaria, te contamos que se trata de una advocación de la Virgen María, que tiene su origen en la región de Tenerife, en España. Su festividad es celebrada el 2 de febrero y, como ya te explicamos, en ella se recuerda la presentación de Jesús en el Templo de Jerusalén después de su nacimiento y la purificación de María.

Cristo, la Luz del mundo presentada por su Madre en el Templo, viene a iluminar a todos como la vela o las candelas, de donde se deriva la advocación de la Virgen de la “Candelaria”. Entre los años 1392 y 1400, una imagen de la Virgen María fue encontrada a la orilla del mar por dos pastores de la isla canaria de Tenerife y fue allí cuando comenzó a desarrollarse el primer culto a la Candelaria.

¿Quién mejor que la Madre de la luz del mundo para iluminar nuestros caminos y ayudar a encontrar salida a nuestras dificultades? Reza la oración a la Virgen de la Candelaria que te hemos enseñado y pídele con fe a este divino poder que guíe tu vida desde hoy y para siempre. ¡Que la Virgen de la Candelaria te bendiga!

Ahora que ya conoces el poder de la oración a la Virgen de la Candelaria, te recomendamos también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea