Aprende a realizar la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos

oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos

¿Te sientes atrapada o frenada en un punto de tu vida? ¿Estás experimentando que tu existencia no avanza? ¿No encuentras la luz que te guíe por los senderos del amor, la paz, la prosperidad o la salud? Entonces, te encuentras leyendo el artículo perfecto para la situación que atraviesas. Te enseñamos ahora a realizar una poderosa oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos.

¿Quién es Santo Niño de Atocha?

El Santo Niño de Atocha es una advocación católica de Jesús de Nazareth en su etapa infantil. La historia cuenta que en el siglo XIII, época durante la cual España estaba bajo el dominio de los musulmanes, los cristianos españoles fueron encarcelados y sometidos a crueles condiciones. Por sus creencias, se les negaba la comida y, temiendo cualquier intento de fuga, solo se permitía a los niños menores de 12 años pasar a llevar alimento a los prisioneros.

El milagro del Santo Niño de Atocha

El gran milagro ocurrió cuando las mujeres de la región de Atocha se acercaron desesperadas a pedir ayuda a la Virgen María, bajó la advocación de Nuestra Señora de Atocha, la cual se representa con un niño Jesús en sus brazos.

Después, un infante menor de 12 años, con ropa de peregrino, comenzó a llevar comida a los prisioneros y, ante el asombro de los guardias, se evidenció que ni los alimentos de la cesta ni el agua de la jarra del niño se agotaban.

Entonces, las mujeres de Atocha regresaron a agradecer a la Virgen su favor y se percataron de que Niño Jesús que la acompañaba tenía los zapatos estropeados y llenos de polvo. Por mucho que se los cambiarán, los zapatos del niño continuaban sucios y fue así como los fieles se percataron de que el niño milagroso que daba comida que no se agotaba, era el mismísimo Niño Dios que se bajaba todas las noches a ayudar a los creyentes.

Oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos

Como habrás leído, estamos ante un ser espiritual de gran poder y muy milagroso. Por eso te recomendamos hacerle una oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos de tu vida con mucha devoción y concentración.

Elige un lugar apartado de tu hogar y enciende una vela. Arrodíllate en señal de humildad, une tus manos, cierra los ojos y comienza la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos diciendo:

“Sapientísimo Niño de Atocha, bondadoso y complaciente con los necesitados, a quienes siempre socorriste en todas sus dificultades. General protector de todos los hombres, general amparo de desvalidos, médico divino de cualquier enfermedad siempre dispuesto a dar ayuda y consuelo.

Poderosísimo Niño, yo te saludo y a ti acudo en este día a pedirte ayuda para solucionar mis dificultades, y pedirte apertura de caminos para obtener un futuro de éxitos. Te lo pido en memoria de aquella jornada que hiciste encarnado en las purísimas entrañas de tu amabilísima Madre, desde aquella ciudad santa de Jerusalén hasta llegar a Belén”.
Continúa con fervor la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos:

“Por los recuerdos que hago en este día, te pido que me concedas lo que te suplico, para lo cual interpongo estos méritos y los acompaño con los Querubines y Serafines, que están adornados de perfectísima sabiduría, por los cuales espero, preciosísimo Niño de Atocha, feliz despacho en lo que te ruego y pretendo, y estoy cierta de que saldré desconsolada de ti. Amén”.

  • Aquí se hace la petición y se rezan tres padrenuestros y un Avemaría.

Potencia tu petición

Si quieres potenciar la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos, te recomendamos rezarla por tres días consecutivos con mucha fe y devoción. Y al finalizar el tercer día, dejar la imagen divina acompañada de una vela anaranjada o dorada encendida.

También puedes agregar a tu rezo las siguientes palabras: “Oh, dulcísimo Niño de Atocha unigénito del eterno Padre, salvador del mundo, cordero inmaculado, niño redentor, verbo del Padre, acerco mi clamor a ti para que venga a mi tu misericordia. Te ruego que mires mi humildad al postrarme delante de ti para pedir tu protección y que me ayudes y me des sabiduría para emprender mis caminos y poder suplir mis necesidades y las de aquellos que dependen de mí”.
Culmina diciendo: “Oh dulcísimo Niño de Atocha, unigénito del eterno Padre, líbranos de todo mal y que ese fruto del trabajo se convierta en alabanzas a tu nombre. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”.

Más milagros del Santo Niño

Así como para preámbulo a la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos te contamos el origen de esta veneración en España, queremos aumentar tu fe en este santo relatándote los milagros que también realizó en México y que han aumentado su devoción en todo el mundo.

Luego de la conquista española, un general español fue a explorar unas tierras para construir un pueblo en México y llegó a un árbol de fresno en la orilla de un pozo donde la gente acudía por agua. Mientras se construía el pueblo, se descubrió que había plata en el lugar y, a las pocas semanas de la apertura de la mina, ocurrió una explosión y muchos mineros quedaron atrapados.

Las esposas de los mineros fueron a la iglesia de San Agustín para orar por sus maridos y se dieron cuenta de que el Niño en la imagen de Nuestra Señora de Atocha, que permanecía en el lugar, había desaparecido. Al mismo tiempo, se dijo que un niño fue al lugar donde estaban los mineros atrapados, les dio agua y les mostró el camino para salir de la mina.

Después de leer su historia, ya sabrás por qué es tan efectiva la oración al Santo Niño de Atocha para abrir caminos. Procura rezarle frente a la imagen que representa a un niño sentado en una silla, vestido de peregrino, con sombrero, capa y bastón. Apresúrate a rezarle que este Santo Niño está dispuesto a ser la luz que guíe tu vida.

Ahora que ya conoces el poder de la oración al Santo Niño de Atocha, sigue leyendo también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea