Haz una poderosa oración para el Día del Padre

oración para el Día del Padre

En el Día del Padre muchos somos los que invertimos tiempo y dinero en adquirir obsequios materiales, desconociendo que el ámbito espiritual por el bienestar de nuestros papás debe ser considerada una prioridad en todo momento. ¿Qué tal si antes de salir a comprar dedicas un momento para realizar un poderosa y efectiva oración para el Día del Padre?

La mayoría de los países del mundo celebra el Día del Padre el tercer domingo de junio. Tomando como referencia la cercanía al Día de San José, padre putativo de Jesús, cuyo culto está establecido todos los 19 de junio y a quien es propicio pedirle por la salud emocional, física y espiritual de nuestros padres.

¿Por qué es importante realizar una oración para el Día del Padre?

Los padres constituyen el pilar de la familia, son nuestra guía a seguir y la cuerda que nos ayuda a levantarlos cuando pasamos momentos difíciles, desde el mismo día en que nacemos. Dedicar un tiempo a realizar una oración para el Día del Padre debe formar parte inseparable de cualquier ceremonia de agasajo o celebración en homenaje a quienes nos dieron la vida.

Honrar a los padres es uno de los principios fundamentales de la fe cristiana y pedir a Dios por su bienestar constituye una poderosa forma de hacerlo.

Dedica un momento del día para acercarte a Dios y pedirle la protección de tu papá a través de la oración para el Día del Padre. Pídele por medio de una plegaria, especialmente dirigida a San José, con la importante finalidad de que la sabiduría del Señor y fortaleza espiritual cubran de un manto divino a tu ser querido.

La historia de San José y el Día del Padre

José de Nazaret fue el esposo de la Virgen María y el padre putativo de Jesús por lo que es incluido como un modelo único de paternidad a quien debemos invocar en la eficaz oración para el Día del Padre.

De acuerdo con el Evangelio de Mateo, José era de oficio artesano o carpintero, de condición humilde y, aunque se ignora la fecha de su muerte, se acepta que murió cuando Jesucristo tenía ya más de 12 años. Las Escrituras lo describen como un hombre justo y santo.

La Biblia relata el drama que vivió San José al saber que María estaba embarazada antes de que contrajeran matrimonio. Iba a repudiarla, en secreto porque era justo, pero fue advertido de que el Hijo que su prometida esperaba era fruto del Espíritu Santo que vendría al mundo a traer salvación.

Como verás, la historia reseña a San José como un padre único, sabio y sumiso a la voluntad del Todopoderoso convirtiéndose en el papá de Jesús. La Iglesia Católica resalta que San José cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozo y empeño a la educación de Jesucristo, considerando que también custodia a los fieles creyentes de Dios. ¿A qué mejor padre del mundo podrías pedir con tanta seguridad que a José de Nazareth?

La mística española Teresa de Ávila dio a conocer el poder de la oración para el Día del Padre de San José en el siglo XVI cuando confesó: “Y tomé por abogado y señor al glorioso San José, y encomiéndeme mucho a él. No me acuerdo, hasta ahora, haberle suplicado cosa que la haya dejado de hacer. Paréceme que cada año en su día le pido una cosa y siempre la veo cumplida. Si va algo torcida la petición, él la endereza para más bien mío”.

Teresa también aseguró que este glorioso santo socorre en todas las necesidades y así como guió en su Jesús función de buen padre, así en el cielo El Señor hace cuanto le pide.

¿Cómo realizar la oración para el Día del Padre dirigida a San José?

Una fuerte y sincera oración para el Día del Padre puede realizarse en solitario, pero lo más recomendable es que en ella participen varios miembros de la familia. Tiene que iniciarse con la señal de la Cruz.

Quien la dirija debe comenzar diciendo: “San José, padre adoptivo de Jesús, custodio de la Sagrada Familia. Hoy, frente a tu imagen, queremos pedirte que intercedas por todos los padres del mundo”.

A continuación de la oración para el Día del Padre, se debe pedir claramente a San José porque siembre en la familia el ejemplo que mismo que él dio: “Que eduquen a sus hijos en el amor de Dios como tú lo hiciste, que les enseñen a escuchar Su Palabra y a vivir según Su voluntad”.

Igualmente se debe suplicar: “Que junto a sus esposas les brinden un hogar donde el amor y el respeto sean el pan de cada día como en la Sagrada Familia. Que nunca les falte la salud y el trabajo digno para llevar el sustento necesario a sus casas. Que sepan disfrutar de los momentos de alegría y tristeza. Y que al final del recorrido en esta vida se vean acompañados por el amor de los suyos. Amén.”

Es propicio meditar sobre el hecho de que San José fue el hombre elegido por Dios para constituir una familia para Jesús en la que este santo asumió el rol paterno. Al terminar la oración para el Día del Padre debe guardarse un breve momento de silencio para reflexionar sobre lo pedido y, finalmente, debe realizarse de nuevo la señal de la Cruz.

Dios nos ama tanto que pone a sus santos interceptores en nuestra vida para que pidamos por lo que necesitamos y José de Nazaret, el padre modelo a Jesús, es el servidor asignado para nuestras peticiones de bendición a nuestros propios padres.

José fue declarado patrono de la familia y esta poderosa oración para el Día del Padre tiene un efecto trascendental en la protección de nuestros papás y los abraza con un lazo de amor, misericordia, humildad y sabiduría.

Ahora que ya conoces la poderosa oración para el Día del Padre, te recomendamos también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea