Conoce el poder de la oración la Magnífica

¿Estás pasando por una situación conflictiva que te tiene a mal traer? ¿Quieres proteger a tu familia de la envidia y el mal ajeno? ¿Tu relación de pareja no marcha bien? La humildad, el amor y la bondad de María pueden ayudarte. La oración la Magnífica es un rezo católico que proviene del evangelio de San Lucas dedicado a ella. También conocida como Canto de María, es un canto litúrgico proclamado a la Virgen.

Su nombre proviene de la primera palabra de su primera línea en latín (“Magnificat anima mea Dominum” o “Mi alma magnifica al Señor”). Es una oración mariana en la que María De Nazaret, acudiendo a su corazón de Madre y evangelizadora, intercede ante el Padre y el hijo a favor de aquellos creyentes que se acerquen en busca de consuelo, apoyo y solución a los casos difíciles. 

Entonces, esta oración sirve para varias situaciones: para el amor, para pedir protección, para superar enfermedades, para agradecer, y para todas esas situaciones adversas en las que te sientas desamparado. Recuerda siempre que las oraciones son alimento para nuestra fe, para alcanzar paz y misericordia, siempre que lo hagamos con fe y convicción.

Oración la Magnífica: ¿para qué sirve?

La oración la Magnífica es una oración muy poderosa para hacer frente a todo tipo de adversidades. Al ser consagrada como escudo protector y facilitador en casos graves, la oración la Magnífica puede utilizarse para:

  •  Peticiones dificiles;
  • Momentos complicados;
  • Situaciones peligrosas;
  • Conflictos.

Además, al ser dedicada a María y por el poder de su buen corazón, puedes usarla cuando te sientas en soledad y desamparada.

Esta oración ayuda a fortalecer el espíritu y da fuerza para afrontar las pruebas que nos presenta la vida.

Oración la Magnífica en la biblia

Al ser esta una oración que proviene del cristianismo, es en la biblia donde aparece por primera vez. Podemos leerla en un pasaje del evangelio de San Lucas (1:26-55), quien dice que la oración la Magnífica fue dictada por el Espíritu Santo a la Virgen María. 

La oración se encuentra después de la jubilosa reunión entre María, embarazada de Jesús, y su pariente Isabel, embarazada de San Juan Bautista, donde María proclama la grandeza de Dios. Es en éste encuentro que Isabel, mirando a su prima María exclama: “Bendita tú entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”

Son muchas las enseñanzas que se desprenden de la oración la Magnifica, pero podemos hacer énfasis en la misericordia divina, que nos invita a dejar de lado el orgullo, la soberbia y la vanidad.

Esta oración suele ser cantada en los servicios litúrgicos y las misas de las iglesias. Por lo tanto, como en algunos lugares aún se celebra la misa en latín, aquí te presentamos las dos versiones: la original en el idioma romano y la traducida al español.

Oración la Magnífica en latín

Magnificat anima mea Dominum et exultavit spiritus meus in Deo

salutari meo quia respexit humilitatem ancillae suae ecce enim ex hoc beatam me dicent omnes generationes

quia fecit mihi magna qui potens est et sanctum nomen eius et misericordia eius in progenies et progenies timentibus eum fecit potentiam in brachio suo dispersit

superbos mente cordis sui deposuit potentes de sede et exaltavit humiles esurientes implevit bonis et divites dimisit inanes 

suscepit Israhel puerum suum memorari misericordiae

sicut locutus est ad patres nostros Abraham et semini eius in saecula.

La Magnífica: oración en español

“Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llena de gozo al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.

Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya y ved aquí el motivo porque me tendrán por dichosa y feliz todas las generaciones.

Pues ha hecho en mi favor, cosas grandes y maravillosas, él que es Todopoderoso y su nombre infinitamente santo, cuya misericordia se extiende de generación en generación, a todos cuantos le temen.

Extendió el brazo de su poder, y disipó el orgullo de los soberbios, trastornando sus designios.

Desposeyó a los poderosos y elevó a los humildes.

A los necesitados los llenó de bienes y a los ricos los dejó sin cosa alguna.

Exaltó a Israel su siervo, acordándose de él por su gran misericordia y bondad.

Así como lo había prometido a nuestro padre Abraham y a toda su descendencia por los siglos de los siglos. Amén”

Estas son, por supuesto, solo dos formas de rezar la oración la Magnífica, pero puedes usar su poder bajo adaptaciones propias. O sea, no hace faltas que hagas la oración tal cual está registrada en la biblia, sino que puedes agregarle algún pedido especial. A continuación te presentamos dos alternativas, una para el amor y la otra para pedir por protección. 

Oración la Magnífica para el amor

¿Tu amor ya no se muestra cariñoso contigo? ¿Hay infidelidades en la pareja? El amor muchas veces causa sufrimiento y cuando esto pasa, qué mejor que recurrir a oraciones para que interceda la virgen María, con su corazón bondadoso.

La oración la Magnífica se nos revela como poderosa para conectar con el amor verdadero. Ten en cuenta que toda petición que se formule a través de esta plegaria, será atendida si se hace con amor y fe. Puedes complementarla con esta otra, dedicada también a ella:

“Virgen María escucha nuestro clamor, enséñanos a amar a Jesús como tú lo amas.

Madre nuestra, llénanos de amor, de dones, de bondad y esperanza, tú que has vivido cada día en la fe, danos ayuda y consuelo en nuestras aflicciones, no permitas que suframos por amor, haz que nuestro amor no llore de pena y que la angustia se aleje para siempre. Amén”

Para pedir por un amor verdadero puedes recurrir a otras oraciones o rituales:

Oración de la Magnífica para protección

Según las sagradas escrituras, al momento donde aparece este rezo, María estaba embarazada. Es por esto que la oración de la Magnífica es elegida por los creyentes para solicitar protección personal y para los seres que aman en casos de enfermedades, riesgos o peligros inminentes.

La oración la Magnífica deja en claro la inclinación del Padre Celestial por ponerse del lado de los enfermos y menos favorecidos, asistiéndolos y protegiéndolos. Este rezo, que reconoce a María como una madre abnegada que no abandona a sus hijos y los protege con su manto,  permite resguardarse de enemigos y peligros.

Para invocar la protección, debes hacer la oración de la Magnífica nombrando la petición de protección que requieras.

“Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llena de gozo, al contemplar la bondad de Dios mi Salvador.(expresa tu pedido de protección) Porque ha puesto la mirada en la humilde sierva suya (continúa la oración hasta el final)”

Ahora que ya sabes sobre el poder de la oración la Magnífica, descubre otras oraciones que también pueden ayudarte:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Verónica psíquica

Verónica psíquica

Tarot,astrologia,videncia

99% de aciertos

3528 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Amaranto vidente

Amaranto vidente

Videncia,tarot,mediumnidad

94% de aciertos

179 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Luciana

Luciana

Tarot,videncia,amor

100% de aciertos

48 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Carmela

Carmela

Videncia,tarot,astrologia

98% de aciertos

104 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.