Conoce una poderosa oración para bajar de peso

oración para bajar de peso

Bien decían nuestros abuelos: “A Dios rogando y con el mazo dando”. Esta popular frase aplica a la hora de realizar una dieta, ejercicio o comprometernos verdaderamente a bajar de peso, no solo por vernos bien físicamente sino por mejorar nuestra salud. Pensando en esto, te mostraremos aquí una maravillosa oración para bajar de peso que sirve de gran ayuda.

Dios escucha mucho a aquellos que le piden por salud, sea para ellos o sus familiares. También es muy importante tener un peso estable que contribuye a que tengamos buena salud y evitemos riesgos de enfermedades cardiovasculares (que más adelante serán difíciles de manejar).

Por esta razón, es mejor iniciar por cuidar los hábitos alimenticios y hacer deporte. Aunque te parezcas tan difícil, siempre podemos rogar a Dios con una fuerte oración para bajar de peso. Recordando que la gula y la avaricia son graves pecados.

Mejorar los hábitos alimenticios y hacer la oración para bajar de peso

Un nutricionista o cualquier profesional médico siempre recomendará como primera medida para bajar de peso el mejorar los hábitos alimenticios. No se trata solo de hacer una dieta, bajar y luego otra vez dedicarnos a comer mala comida, ya que ese desbalance llega a ser mucho peor para nuestro organismo.

Lo que debemos hacer es cambiar desde el interior y concientizarnos en volver nuestra vida algo saludable. De esta forma disminuiremos el consumo de azúcares refinadas, muy presentes en las bebidas de cola, pudiendo sustituir por jugos de fruta natural o agua pura.

También debemos eliminar el consumo de grasas saturadas y empezar a usar más el aceite de oliva o cocinar los alimentos al vapor. Otro mal hábito alimenticio que nos lleva a subir de peso es el consumo de carbohidratos, pues estos terminan convirtiéndose en azúcares que harán subir los kilos. Una vez has eliminado estos malos hábitos, la oración para bajar de peso ayudará enormemente.

El deporte como recomendación médica

¿De qué sirve cambiar los hábitos alimenticios o hacer la oración para bajar de peso, si no nos comprometemos con nuestro cuerpo? Pues la verdad no es de mucha ayuda.

Todas las actividades físicas nos ayudan a lograr aquellos resultados que hemos esperado por mucho tiempo. Puedes iniciar por una caminata o salir a pasear a la mascota (te sirve como treinta minutos de ejercicio). Si lo haces gradualmente va a ser mucho más fácil y así lo lograrás de forma constante.

Otra actividad que es muy dinámica, ayuda a bajar calorías y no nos cuesta ningún trabajo es bailar. Puedes hacerlo con tu pareja, con tus hijos o un buen amigo, siempre teniendo cuidado de hacerlo como deporte, no una obligación.

¿Cómo la oración para bajar de peso puede ser de gran ayuda?

Además del aspecto físico, el estar con más peso del que debemos, con una sociedad tan dada a los estereotipos, puede ocasionarnos serios problemas de autoestima. Arrojándonos a un mar de tristeza y depresión, y no solo eso, también puede causar serios problemas sociales, ausencia en el trabajo, y por lo tanto aumentar el sedentarismo y por lo tanto el peso.

En estas ocasiones es mejor acudir a un profesional, no solo de la salud física sino también mental, o tomar terapias alternativas como hipnosis o acupuntura. También puedes rogar a Dios que nos ayude a sobrellevar la situación y a mejorar nuestra autoestima a través de la oración para bajar de peso.

Leer también:

Buscar ayuda espiritual y fortalecer la fe

Acudir a un guía espiritual, un sacerdote o un grupo de autoayuda, en el cual todos tengan el mismo problema, potenciará los efectos de la oración para bajar de peso.

Es bien sabido que en los santuarios que visita mucha gente hay gran cantidad de milagros por la exaltación de la fe, de esta misma forma ocurre con los grupos de autoayuda. El estar rogando todos a Dios por un mismo bien hará que seamos más escuchados.

La oración para bajar de peso ayudará a controlar la ansiedad

Si has acudido a todos los métodos anteriormente y aun así, llega el momento en que deseas comer y flaquear tu fuerza de voluntad, la recomendación es que siempre lleves contigo la oración para bajar de peso. De esta forma, cuando se presente la tentación, la puedes hacer y ayudará a controlar la ansiedad por comida. A continuación te mostraré la más efectiva para estos casos.

Milagrosa oración para bajar de peso

“Oh mi amado Señor, hoy vengo de rodillas ante ti, suplicando por mi salud. Sé que te fallé al no cuidar el santo templo que tú me diste como cuerpo, pero estoy verdaderamente arrepentido. Me arrepiento de corazón de los excesos que tuve en la vida, de las altas dosis de alcohol que consumí y de los grandes banquetes que me di y seguir comiendo aún cuando estaba hastiado.

Te pido perdón porque muchos de mis hermanos no tienen pan en su mesa y yo comí y comí, hasta llegar al punto donde estoy. Hoy puse mi salud en grave riesgo, y vengo arrepentido reconociéndome culpable. Por el amor que tú me tienes como hijo, te ruego bajar (Número) kilos que es lo necesario para volver a estar saludable.

Señor, también te ruego: me concedas la fuerza de voluntad que hasta el momento no tuve y que tu como bondadoso padre solo puedes lograr. Prometo mejorar mis hábitos alimenticios, hacer deporte y ayudar a mis hermanos a también lograr un peso saludable. Amén.”

De esta manera lograrás que el padre te escuche a través de esta hermosa y efectiva oración para bajar de peso.

Sigue leyendo también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Verónica psíquica

Verónica psíquica

Tarot,astrologia,videncia

99% de aciertos

3573 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Amaranto vidente

Amaranto vidente

Videncia,tarot,mediumnidad

95% de aciertos

231 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Sabrina

Sabrina

Tarot,energías,amor

100% de aciertos

6 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Luciana

Luciana

Tarot,videncia,amor

97% de aciertos

73 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.