Poderosa novena por las Almas del Purgatorio

novena por las Almas del Purgatorio

La novena por las Almas del Purgatorio es un ejercicio de la fe católica que consiste en rezar durante nueve días por las almas que se encuentran purgándose. Algunas autoridades religiosas han llegado a afirmar que se trata de un deber como cristianos, pues tal y como lo demanda el supremo mandamiento, debemos amarnos y velar los unos por los otros.

Existen dos fechas particulares que se dedican a la novena por las Almas del Purgatorio. La primera, como la mayoría de las novenas, se celebra del 24 de octubre al 01 de diciembre, y la segunda se celebra del 24 de octubre al 01 de noviembre, en el marco de la celebración del día de los muertos.

¿Ya conoces el poder de las oraciones? ¿Qué significa el purgatorio? ¿Quiénes son las almas? Te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta novena y por qué es tan peculiar.

¿Qué es el purgatorio?

El purgatorio es un estado en el cual las almas de los difuntos pasan por un proceso de purificación, tras haber muerte sin los requisitos de santidad necesarios. No es un estado eterno, es una etapa transicional de la que los muertos pueden salir e ir finalmente al cielo, una vez que se hayan purgado de todas sus faltas.

El purgatorio es diferente al infierno, no debemos confundir ambos conceptos teológicos. Quienes ingresan al purgatorio, tarde o temprano entrarán al cielo, es decir, tienen una esperanza. Mientras que quienes van al infierno están condenados a la muerte eterna.

No obstante, la doctrina católica describe las penas que se sufren en el purgatorio de manera muy similar a las que se sufren en el infierno. La diferencia es que los tormentos del purgatorio son temporales y con sentido (purificar el alma), mientras que los del infierno son eternos y meramente tortuosos.

¿Quiénes van al purgatorio?

De acuerdo con la fe católica, nadie está exento de ir al purgatorio, porque incluso las personas que llevan una buena relación con Dios a lo largo de sus vidas, pueden incurrir varias veces en pecados veniales o desórdenes.

Los pecados veniales son aquellos que conducen a las personas por el desorden y la desobediencia moral, sin necesidad de romper lazos definitivos con Dios.

La caridad y el amor por el prójimo siguen existiendo, pero los también llamados pecados leves hacen al hombre tropezar en el camino de la santidad y le suman tiempo en el purgatorio.

La fe católica indica que solo aquellos que en vida tenían la intención de purificarse e ir al cielo, son quienes pueden acceder a ese estado de “misericordia” que es el purgatorio. Por el contrario, si una persona hacía el mal con alevosía, lamentablemente al momento de su muerte tiene el infierno ganado.

¿Por qué rezar la novena por las Almas del Purgatorio?

Hay que tener en cuenta que las almas que están en el purgatorio pasan por un estado bastante adverso, sufriendo dificultades. La novena por las Almas del Purgatorio intenta brindarles auxilio y asegurarles el pronto ascenso. Santo Tomás, por ejemplo, decía:

“Debemos ayudar a los que se hallan en el purgatorio. Demasiado insensible sería quien no auxiliara a un ser querido encarcelado en la Tierra. Y más insensible es el que no auxilia a un amigo que está en el purgatorio, pues no hay comparación entre las penas de este mundo y las que hay allí”.

Leer también:

Oración de la novena por las Almas del Purgatorio

Existen varias oraciones por las Almas del Purgatorio que se pueden realizar durante una novena, pero queremos compartir la oración a San Nicolás de Tolentino. A este santo se le considera el protector de las ánimas del purgatorio y el intercesor entre el purgatorio y el cielo.

Por esos atributos, pudiera ser el más indicado a la hora de rezar una novena por las Almas del Purgatorio. Compartimos la oración clásica a continuación:

“¡Oh glorioso taumaturgo y protector de las Almas del Purgatorio, San Nicolás de Tolentino! Te ruego que interpongas tu poderosa intercesión en favor de esas almas benditas.

Consigues la divina clemencia de la condonación de todos los delitos y penas, para que las almas se liberen de aquella tenebrosa cárcel de dolores, y vayan a gozar en el cielo de la visión beatífica de Dios.

También te pido que alcances a tu devoto siervo, ¡oh gran santo!, la más viva compasión y la más ardiente caridad hacia las Almas del Purgatorio. Amén”.

Esta, como otras oraciones por las ánimas del purgatorio, concuerdan en un mismo punto: pedir clemencia y misericordia por las almas que aún no alcanzan la santificación plena. Es una novena por las Almas del Purgatorio que se levanta por familiares, amigos y todas las ánimas en general.

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea