Todo sobre la Diosa Hécate y su fascinante historia

diosa-hecate

Es difícil encontrar en la mitología griega una diosa tan completa como la Diosa Hécate. Además, Hécate fue la única entidad de los antiguos titanes que mantuvo su autoridad luego de que los dioses reclamaran el poder del universo. No es por nada que su fuerza se extiende por tierras, mares y por el inframundo, siendo honrada por todas las divinidades.

Adorada por las devotas de la Wicca, ella también es conocida como Hécate, la Diosa de las Brujas. También se la conoce como Hécate, la Triple Diosa, Diosa de los Encantamientos, Diosa de los Caminos y Señora de la Encrucijada.

Para entender el origen de sus nombres, presentamos la historia de la Diosa Hécate y los secretos que rodean a esa misteriosa divinidad.

¿Quién es la Diosa Hécate?

En griego, Hécate significa “aquella que hace lo que le complace” o “aquella que hiere sin medir las consecuencias”. A pesar de que su nombre tenga un significado un tanto impertinente, la verdad es que la Diosa Hécate era muy respetada por todas las divinidades de la Grecia antigua. Por eso, Zeus le otorgó el poder de negar o conceder deseos a la humanidad.

Por no poseer un mito propio, la historia de la Diosa Hécate es contada a través de sus atributos y hechos. De ese modo, en la época preolímpica, ella era conocida por sus buenas cualidades. Era ella quien:

  • Repartía bienes y favores;
  • Concedía prosperidad y abundancia;
  • Brindaba el don de la elocuencia;
  • Guiaba a la victoria en las batallas y en los juegos;
  • Cuidaba la pesca, el plantío y la cosecha

Se dice que la benevolencia de Hécate alcanzaba a todas las personas que imploraban su gracia. Como retribución, eran colocadas estatuas de la Diosa en la entrada de las ciudades. Cuando la noche caía, los habitantes dejaban comida en la puerta de sus casas o en las encrucijadas para los perros de Hécate.

Sin embargo, con el dominio del patriarcado en la sociedad, la Diosa Hécate pasó a ser vista de manera negativa. Su nombre empezó a ser sinónimo de brujerías, magia negra y necromancia. Desde entonces pasa a ser conocida como Señora de las Encrucijadas, lugar tradicionalmente consagrado a encantos y hechicerías, asociado a la oscuridad de la noche.

Hécate, diosa de las brujas

Diosa Hécate

Por simbolizar el sagrado femenino, la Diosa de las Brujas es asociada a la Diosa Madre de la Wicca. Hécate, la Triple Diosa, es representada con tres cuerpos o tres cabezas humanas.

En cada una de sus cabezas, están las Lunas Creciente, Llena y Menguante en forma de tiara. Ya en sus manos, es posible encontrar dos antorchas, una llave y una daga — símbolos de la Diosa Hécate. En sus viajes, ella era siempre acompañada por una lechuza, la expresión de la sabiduría.

A la Diosa Hécate se le atribuye la invención de la hechicería y de la magia. Incluso se dice que Medea fue su sacerdotisa y que realizaba rituales de brujería, manipulando con una habilidad singular hierbas mágicas y venenos. Además, ella tenía el poder de cambiar el curso de los ríos y prever las trayectorias de la luna y de las estrellas.

Hécate, Diosa de los Encantamientos

Por recorrer la Tierra a la noche, acompañada de espíritus y fantasmas, Hécate también era conocida como la Diosa de los Encantamientos. En las noches de Luna Nueva, ella patrullaba los caminos con sus perros, recogiendo las almas de los muertos y sorprendiendo a los viajantes.

Por ser hechicera, la Diosa Hécate no podía ser vista por los ojos humanos, pero su presencia era anunciada por los ladridos de sus perros. No por nada, las personas tenían miedo de los ladridos cuando el sol caía. Esos sonidos eran sinónimos de que el reinado de Hécate empezaba, con sus hechizos y encantamientos.

Se sabe, sin embargo, que tales imágenes son proyecciones de los miedos masculinos ante el poder de la Diosa Hécate, ya que ella es la representación no solamente del sagrado femenino sino también de la independencia de las mujeres. Además, Hécate también era conocida por defender las mujeres víctimas de violencia. Son varios los rituales de protección que evocan su nombre para ese fin.

Hécate, Diosa de los caminos

La Diosa Hécate representa el caos, la armonía y las potencialidades del femenino primordial. De ese modo, su triple forma también simboliza los 3 niveles de entendimiento: el cielo, la tierra y el mundo subterráneo. Además, la Triple Diosa detiene el conocimiento del pasado para comprender el presente y prever el futuro.

Si estás indecisa, la Diosa de los Caminos te direcciona hacia un sendero no solo horizontal (como es el pasaje del tiempo), sino también vertical (rumbo a uno de los niveles de entendimiento).

Así, Hécate aparece a aquellas que le confían sus momentos de necesidad y de dificultad. Ella guía a sus devotas para el encuentro de nuevas soluciones y recomienzos, una vez que tiene el poder de abrir caminos, despejar mentes confusas y calmar corazones.

Con las antorchas en las manos, la Diosa Hécate ilumina cosas y situaciones que estaban escondidas. De esa manera, ella ayuda a las personas a buscar una mayor comprensión de sí mismas, de la naturaleza y de la sociedad. Además, Hécate usa su poder de clarividencia para orientar la atención hacia antiguas soluciones olvidadas.

Características de la Diosa Hécate

Si ya estás encantada con la historia y el poder de Hécate, mira a seguir los elementos que simbolizan su fuerza:

Hierbas y plantas: salce, tejo, mandrágora, ciclamen, menta, ciprés, datilera, diente de león

Elementos naturales: agua y tierra

Piedras: ónix, turmalina negra

Colores: negro, azul, rojo blanco, dorado, gris

Días de la semana: Sábado o lunes

Mes del año: agosto

Días de honor a Hécate: 31/01, 27/02, 04/03, 13/08, 21/09, 31/10, 01/11, 07/11, 16/11

Fiestas de Hécate: 13 de agosto y 30 de noviembre

Fases de la luna: Menguante y Nueva

Asociaciones: trabajos psíquicos, misterios y secretos profundos y escondidos, predicciones, hechizos y trances.

Animales: mariposa, perro, loba

Oración de la Diosa Hécate

“Oh poderosa Hécate,
Haz con que el círculo nunca se quiebre,
Haz con que la tierra esté siempre firme,
Haz con que el viento sea siempre constante,
Haz con que el mar esté siempre agitado,
Haz con que el fuego nunca se apague y su luz muestre el camino.
Hécate!
Hazte siempre viva en mi alma”

Guía de las almas, hechicera de las encrucijadas, símbolo del femenino primordial, orientadora de decisiones. Son innúmeras las características de la Diosa Hécate y este texto te trajo un poco de su historia y de su magia.

Si te interesan la magia, los rituales y hechizos simples pero poderosos, también van a interesarte los siguientes textos:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Zorione psíquica

Zorione psíquica

0% de aciertos

1458 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Cielo psíquica

Cielo psíquica

0% de aciertos

2891 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Alma psíquica-tarotista

Alma psíquica-tarotista

0% de aciertos

126 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Artemisa

Artemisa

0% de aciertos

15 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.