Descubre los mejores tipos de té para embarazadas

té para embarazadas

En general, el embarazo no solo trae cambios externos a nuestro cuerpo sino también internos, pues todos los órganos se tienen que reacomodar para darle cabida al bebé. Esa maravillosa etapa no debe volverse un dolor de cabeza para las mujeres, por eso, hoy queremos hablar de diferentes opciones de té para embarazadas. ¡Descubre cuáles se pueden tomar y que no harán daño a la madre ni al bebé!

La espera del bebé genera algunas situaciones incómodas, pero normales, como: estreñimiento, dolor de cintura en los últimos meses y aumento de la frecuencia de la orina. También habrá los típicos cambios hormonales que afectarán el estado de ánimo y en ocasiones causarán fuertes dolores de cabeza y náuseas. Descubre algunos tipos de té para embarazadas que podrán ayudarte.

Además eso, por recomendación médica, se debe aumentar el consumo de líquido para los problemas de estreñimientos para que no se presenten infecciones urinarias. Una de las mejores opciones para mantenerse hidratadas y aliviar otros síntomas es el té para embarazadas, pero ¿cuáles realmente nos benefician y cuáles no?

Algunas recomendaciones de té para embarazadas

Iniciaremos contándote con cuáles de estos té para embarazadas se pueden consumir y que no afectarán la salud de la madre ni la del hijo. Entre los principales están:

  • El tomillo – Tomarlo reducirá los dolores que en algunas ocasiones se presentan durante el primer trimestre del embarazo. Además de ser seguro por no presentar componentes que alteran el sistema nervioso, es un tipo de té para embarazadas que también ayudará a relajar y conciliar el sueño.
  • Té negro – En este caso, debemos consumirlo descafeinado y en pocas cantidades. De lo contrario tendrá efectos negativos en el sistema nervioso tanto de la mamá como del bebé. Funciona como diurético, por lo que tampoco es recomendable excederse ya que puede provocar deshidratación.
  • El jengibre – Tanto en preparaciones culinarias como en forma de té, esta planta no tiene ningún efecto adverso en la salud de la embarazada. Por el contrario, durante el primer trimestre de embarazo, el té para embarazadas ayudará a contrarrestar las molestas náuseas y se tendrá una espera más feliz y descansada.
  • Té rooibos – En el caso del sistema inmune, cuyos los cambios hormonales del embarazo suele afectarse en los primeros meses, esta maravillosa opción de té para embarazadas ayudará a estimular las defensas. Además eso, mejora el sistema inmune gracias a la cantidad de antioxidantes que tiene.
  • La ortiga – Esta hierba ayuda al metabolismo, por lo que no es dañinos, y es muy recomendada entre las mujeres. Ella ayudará a absorber mejor los nutrientes y el bebé tendrá más posibilidades de ganar peso y nacer sano.

Leer también: la importancia de la meditación para embarazadas

Frecuencia del consumo de té para embarazadas

Todo en exceso es malo, ¿verdad? Aunque la recomendación sea estar lo más hidratada posible, existen varias opciones para conseguirlo. Cualquier tipo de té para embarazadas se debe consumir en una frecuencia máxima de tres veces al día y se deben rotar las diferentes preparaciones, combinaciones o hierbas.

La razón para esto es que ellos pueden ocasionar problemas en el útero si se consumen en exceso y afectar la salud de la madre en el momento del parto. En general las mujeres que han sido consumidoras habituales de cafeína en su vida cotidiana, al quedar en embarazo, la reemplazan por los distintos tés para calmar su ansiedad.

Otra recomendación para los distintos tipos de té para embarazadas es siempre tomar los que son beneficiosos y no ensayar con otro tipo de hierbas. También debes evitar aquellos que a continuación y consumir las bolsitas preferiblemente que venden en sitios conocidos o supermercados confiables.

Leer también: oración a la Virgen de la Dulce Espera para concebir

¿Cuáles no se recomienda usar como té para embarazadas?

Hay algunas composiciones en los tés que pueden afectar la salud de la madre y, en algunos casos, pueden provocar abortos espontáneos. Pensando en esto, elegimos aquellos tipos de té para embarazadas perjudiciales para la salud de la mamá. Aunque también hay que mirar la cantidad, lo mejor es siempre hacerse un chequeo médico.

  • Té verde: es el primero de nuestra lista ya que tiene múltiples beneficios para las mujeres. Pero no sirve como té para embarazadas debido a su alto contenido de cafeína, que puede reducir la absorción de ácido fólico, indispensable para el desarrollo del bebé.
  • El eucalipto: probablemente se haya contraído un resfriado durante el embarazo por bajas defensas, pero bajo ningún motivo es recomendable tratarlo con un té de eucalipto. La razón principal, es que aumentará significativamente la sensación de náuseas y provocará vómitos y diarreas.
  • Regaliz: esta raíz tomada como té o infusión en el embarazo puede provocar una subida de tensión arterial, riesgo de preeclampsia y parto prematuro.
  • Manzanilla: es otra hierba que se usa comúnmente como té para embarazadas y es probablemente porque ayuda a aliviar síntomas como el insomnio, las náuseas, la ansiedad y los problemas digestivos. Pero según estudios científicos esta planta puede traer problemas de circulación al bebé.
  • Perejil y salvia: consumir estas hierbas durante el embarazo aumenta el riesgo de malformaciones en el feto o abortos espontáneos, por eso lo mejor es evitar los tés preparados a base de estas plantas.

Ahora que ya sabes cuales té para embarazadas puedes consumir y cuáles no, esperamos que en esta bella etapa todo resulte bien en la salud tuya como del bebé.

Te recomendamos también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea