Conoce la importancia de meditar antes de dormir

meditar antes de dormir

Los estudios científicos y nuestra propia experiencia nos han demostrado lo extremadamente importante que es tener un buen descanso en la noche para nuestra salud tanto mental como física. Pero qué difícil puede resultar alcanzar un sueño tranquilo y reconfortante en un mundo de estrés y fuertes complicaciones diarias. Sin embargo, te traemos buenas noticias: ¿sabías que meditar antes de dormir te ayuda extraordinariamente a conciliar un efectivo descanso?

Meditar antes de dormir es una técnica milenaria que de acuerdo con la tradición budista tiene un significado similar al que conocemos como “el deporte”. Solo que en este caso se trata de un deporte de relajación mental que permite desconectarnos del mundo exterior para entrar en un mágico estado de alivio.

Actualmente, meditar antes de dormir es practicada a diario por personas en todo en todo el mundo, teniendo como principal objetivo lograr la paz necesaria para tener una noche placentera y, en consecuencia, un día provechoso.

En este artículo te presentamos la efectividad de la técnica de meditar antes de dormir para conciliar el sueño calmando nuestra mente pensante y permitiéndonos descansar profundamente.

Beneficios de meditar antes de dormir

El estrés y el esfuerzo mental que la vida nos impone cada día tienden a provocarnos un descanso intranquilo. Conseguir un sueño sereno y sin sobresaltos es el principal beneficio de meditar antes de dormir. No obstante, no es el único regalo que puedes obtener con esta práctica.

Un estudio de la Universidad de Harvard -entre otros muchos que se han hecho- reveló que las personas que practican la meditación han obtenido en muy poco tiempo importantes beneficios para su sistema nervioso.

Está científicamente comprobado que meditar antes de dormir baja la presión arterial, mejora la circulación sanguínea, relaja los músculos y disminuye la frecuencia cardíaca, así como la transpiración, la frecuencia respiratoria, la ansiedad y los niveles de colesterol, generando más bienestar, menos estrés y una relajación más profunda. Los investigadores contemporáneos resaltan también los efectos positivos en el cerebro y la función inmunológica de los meditadores. Todo esto como consecuencia de que la meditación nos permite liberar la mente del apego a lo que no se puede controlar.

El meditador practicante “liberado” no está innecesariamente aferrado a las experiencias de la vida diaria. Por el contrario, mantiene una calma mental y un equilibrio interior que resultan fundamentales para disfrutar de la vida plenamente. En este sentido, también es bueno meditar antes de dormir para darle la bienvenida a un descanso sin alarmas, prevenir el insomnio y las pesadillas, levantar de buen humor, con la mente más clara y disfrutar de un día mucho más productivo.

¿Cómo meditar antes de dormir?

Como todo en la vida, lograr una efectiva meditación es un ejercicio que requiere práctica, pero con estos sencillos consejos que te daremos podrás iniciar con buen pie la importante costumbre de meditar antes de dormir sabiendo que inicias el recorrido hacia un camino que traerá positivos y rápidos cambios en tu vida.

En primer lugar, acuéstate con ropa cómoda, pues, como te explicamos, los principales objetivos de la meditación es tranquilizar la mente y bloquear los factores externos, lo que sería muy difícil de lograr si te encuentras con ropa ajustada o incómoda.

Es muy importante al meditar antes de dormir que evites cualquier tipo de distracción externa. Así que cierra la puerta de tu habitación, apaga las luces, la televisión, el teléfono y cualquier aparato que pueda generar ruido. Ahora, enfoca tu atención en la respiración y en la forma en que tu cuerpo se mueve con cada inhalación y exhalación.

Observa el movimiento de tu cuerpo cuando respiras, tu pecho, hombros, costillas y vientre. Los problemas que tuviste durante día y las preocupaciones del mañana no deben tener cabida en el tiempo que dedicas a la meditación, así que, si tu mente divaga, sólo tienes que volver la atención de nuevo a tu respiración.

¡Relájate y sueña!

Respira profundamente cinco veces, inhalando por la nariz y exhalando por la boca para comenzar a meditar antes de dormir. Reflexiona sobre cómo se sienten tu mente y tu cuerpo en este momento haciendo caso omiso al flujo de pensamientos que pueden suceder, pues no es momento de resolver problemas. Solo deja que los pensamientos pasen sin detenerte en ellos.

Con una mente descansada y fresca, puedes buscar mejores soluciones a los problemas del día siguiente. Escucha el sonido de tu respiración y centra la atención en tu cuerpo físico. Dale permiso a cada parte de tu cuerpo para “irse a dormir”. Apágalo lentamente viajando desde los dedos de tu pie izquierdo, a través de la pierna, hasta la cintura y repite con la otra pierna.

Luego, continúa el reconocimiento en tu torso y en cada brazo, comenzando con un dedo de la mano y hacia arriba hasta alcanzar hombros y cuello. Termina de meditar antes de dormir sintiendo cómo se apagan tu garganta, cara y cabeza. Experimenta la relajación y permítete caer en los brazos de Morfeo.

Después de que tu cuerpo se encuentre en reposo, tu mente lo seguirá rápidamente. Ahora, siente que estás tan liviano que flotas. Deja que tus pensamientos viajen por tu mente a su gusto, consciente de que despertarás refrescado y relajado.

Procura meditar antes de dormir para conciliar el sueño, que se convierta en una rutina diaria que debes tratar de practicar a la misma hora como principio y para que el proceso te resulte cada vez más eficiente. Si te cuesta mucho concentrarte los primeros días, puedes escuchar música mantra como herramienta de ayuda.

Es normal que muchas personas se queden dormidas antes de terminar el primer paso cuando se están iniciando en la técnica de la meditación. Si esto te ocurre, no te preocupes. Recuerda que tu cuerpo quiere descansar tanto como tú. A medida que vayas progresando notarás que meditar antes de dormir te resultará una práctica mucho más fácil que incluso te encantará explicar a tus amigos y seres queridos. En poco tiempo lograrás la paz interior pase lo que pase a tu alrededor. ¡Dulces sueños!

Además del paso a paso para aprender a meditar antes de dormir, te recomendamos leer ahora:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea