La importancia de la meditación para embarazadas

meditación para embarazadas

Durante la gestación, el desarrollo del bebé guarda una sólida relación con la condición emocional de la mujer, quien a su vez es protagonista de importantes cambios físicos y emocionales. Es por esto que, además de una buena alimentación y ejercicios, la meditación para embarazadas es una de las prácticas más recomendadas para procurar el bienestar de la mamá y de su hijo.

Los beneficios de la meditación para embarazadas

La relajación durante el embarazo es una herramienta clave para alejar el estrés y la carga sentimental que implica llevar a un bebé creciendo en el vientre, pues permite a la mujer alcanzar un equilibrio entre la mente y su proceso. También, es fundamental para la preparación a los cambios físicos que van presentándose.

El embarazo es un momento mágico e inolvidable para toda mujer y con la meditación es posible hacer aún más especial esta experiencia. Esta estrategia ayuda a despejar los miedos, las tensiones y las preocupaciones que puedan afectar al cuerpo, y crean un fuerte lazo afectivo.

¿Cómo practicar la meditación para embarazadas?

Hay diferentes formas para poner en práctica la meditación para embarazadas, pero cualquiera que sea la manera siempre es importante usar ropa cómoda, permanecer descalza y elegir un lugar confortable y libre de interrupciones y ruidos. Si así lo quieres, también puedes personalizar el ambiente con música relajante, alguna vela con olor o incienso.

Coloca una alfombra, toalla o un cojín en el suelo. Siéntate con las piernas cruzadas y la espalda lo más recta posible procurando que la postura sea también lo más relajada que puedas. Cierra los ojos y comienza a mantener tu atención en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. Poco a poco irás relajándote hasta que tu respiración consiga tener un ritmo tranquilo y natural.

Al hacer la meditación para embarazadas, debes despejar la mente sin distraerse, manteniendo siempre el foco y la atención en el abdomen y en la respiración. Evita pensamientos y preocupaciones, pero si llegan a tu mente velos pasar como si se tratara de una película, no te involucres, ni trates de resolver asuntos pendientes. Escucha los sonidos que hay a tu alrededor, deja que tu instinto los reconozca de uno en uno y luego déjalos ir.

Centra la atención mental en las diferentes zonas del cuerpo, de arriba a abajo o al revés. A medida que la pongas en una zona (por ejemplo, los pies, las piernas, la espalda) ve aflojando los músculos ahí situados, hasta ir notándolos cada vez más relajados. Escucha los sonidos que vienen de tu interior como el latido de tu corazón. Enfoca la atención hacia tu vientre. Conecta con las sensaciones que te llegan desde él ¿Cómo se siente esta zona? ¿Hay algún movimiento de tu bebé?

Haz la meditación para embarazadas el tiempo que sientas necesario. Puede ser por un lapso de 5 a 15 minutos por sesión. Tómate también tu momento para volver a abrir los ojos.

Para terminar, haz tres respiraciones profundas, estira tu cuerpo un poco y abre los ojos lentamente. Debes levantarte despacio, sin agobios ni carreras.

¿De qué se trata la meditación para embarazadas?

Cuando se habla de meditación para embarazadas, muchas mujeres creen que eso implicará estar horas y horas sentadas sin moverse, pero en realidad esta práctica solo requiere de unos pocos minutos al día. Lo que sí es importante para gozar de todos sus beneficios es convertirla en un hábito más de la rutina diaria.

Para las mujeres que quieran iniciarse en la meditación para embarazadas es recomendable tener una actitud de dedicación y paciencia. Puedes comenzar tomándote cinco minutos, una o dos veces al día y después ir aumentando el tiempo. No hace falta ser una gran experta, solo basta empezar con ejercicios sencillos que te ayuden a conectarte contigo misma.

La meditación es un ejercicio sencillo y profundo que simultáneamente te permite entrar en tu “propio” mundo, a no pensar en nada y a sentirte sólo a ti misma. Es una alternativa muy eficaz cuando se trata de conseguir un estado mental y emocional equilibrado.

Más beneficios para las mujeres

La meditación para embarazadas es una práctica que trae consigo muchos beneficios, pues durante el embarazo las mujeres experimentan grandes cambios en su cuerpo que van intensificándose a medida que avanzan los meses.

Aprender la meditación para embarazadas durante la gestación proporciona un descanso profundo, incluso más del que se logra con dormir una siesta. Son tantos los cambios que ocurren que es normal sentirse agotada tanto física como mentalmente.

La meditación diaria se convierte en una fuente de energía que pone atención y escucha al cuerpo, al mismo tiempo que aquieta la mente.

Además eso, la meditación para embarazadas también libera del estrés y proporciona más felicidad, pues es sabido que los pensamientos y sentimientos afectan el cuerpo físico y, en consecuencia, directamente al bebé. La meditación permite reducir las hormonas presentes en las molestias típicas de esta etapa como náuseas, vómitos, cansancio, aumento de peso de estrés. Ella aumenta el flujo de serotonina que da el estado de equilibrio y felicidad recomendables durante el embarazo.

La meditación para embarazadas también conecta a la mujer con la madre naturaleza y la hace consciente de su capacidad creadora. Ayuda a formar una conexión especial con el bebé y favorece el desarrollo y crecimiento del niño. Mejorar la concentración, relaja y fortalece el cuerpo para el momento del parto, y estabiliza el ritmo cardíaco, así como regula a respiración.

Aunado a los beneficios para la mujer, la relajación durante el embarazo favorece el desarrollo pleno del sistema nervioso del bebé. Una madre que medita controla de mejor manera sus emociones, toma mejores decisiones y le transmite a su hijo que está allí con una actitud positiva y neutral.

Como habrás aprendido, son muchísimos los beneficios que unos minutos diarios de meditación para embarazadas puede traer a tu vida, a la de tu bebé y, en consecuencia, a la de tu familia en general. No importa en qué etapa de gestación estés, intenta poner en práctica está técnica de relajación y los logros te acompañarán incluso después del parto.

Ahora que ya conoces el mejor de la meditación para embarazadas, te recomendamos leer también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea