Cómo hacer baños de ruda y canela para la buena fortuna

baños de ruda y canela

Hoy te queremos contar cómo puedes mejorar tu vida por medio de los baños de ruda y canela para atraer la buena fortuna. Hay momentos de nuestras rutinas en los que nos encontramos con una racha de mala suerte que no podemos con ella. La ruda ya ha sido muy utilizada en rituales para la suerte en el amor, la salud o el dinero, pero si deseas aún más efectividad en tus baños combinarla con canela te dará un nuevo inicio.

Las propiedades de la ruda

La ruda es una planta que absorbe todo tipo de malas energías -de aquí su uso para los baños de ruda y canela-. Tener una planta de ruda en nuestra casa nos ayudará a alejar a los enemigos y mantener nuestro hogar limpio de almas y espíritus impuros. De igual manera, alejará envidias, chismes y enemigos malintencionados.

La ruda también se usa mucho para potencializar los hechizos de amor, para lograr que la persona amada se acerque más a nosotros. Su aroma es muy neutro por lo que combinada en los baños de ruda y canela, dará al ambiente una sensación de calma, propia de esta mezcla.

Las propiedades de la canela

Al igual que la ruda, la canela también es utilizada en magia blanca para atraer la buena suerte y eliminar las malas energías. De aquí la perfecta combinación que existe entre ellas cuando se hacen los baños de ruda y canela.

La canela sola, la podemos quemar y nuestro hogar permanecerá libre de malas vibras, pero si lo que pasa es que sientes que todo va mal o que te han hecho un hechizo de magia negra o te han lanzado un maleficio, la recomendación es utilizarla a través de un baño para que rechaces lo que te han mandado y te protejas. De esta manera tu vida y tu camino, retomaran el curso por la buena fortuna, mejoraras en las relaciones de pareja, en la salud, en el trabajo y por supuesto llegará a ti el dinero.

Cómo hacer los baños de ruda y canela

Antes de hacer cualquier baño con la intención de la limpieza espiritual, debes saber que no debes incluir ningún elemento para limpieza corporal. Los baños de ruda y canela van directamente a limpiar tu espíritu de malas vibras y con ellos generar la buena fortuna. Los puedes realizar un día martes o viernes cuando haya luna llena.

Los ingredientes que debes tener para los baños de ruda y canela son principalmente estas dos hierbas, aunque lo puedes aromatizar con flores de jazmín o violetas, de acuerdo a tu gusto y para potencializar su efecto puedes añadir al agua una cucharadita de sal rosada del Himalaya.

Cómo hacer: pondrás a hervir en una olla, la canela, la ruda y los demás ingredientes finamente picados, lo más pequeño como sea posible y los dejarás hervir de 5 a 10 minutos. Esta mezcla se la añadirás al agua de la bañera hasta que llegue a la temperatura ideal para sumergirte, lo mejor es hacerlo en la mañana o en la tarde pues permanecerás allí unos 10 minutos. Luego dejarás secar tu cuerpo al aire sin utilizar la toalla, por eso no es recomendable hacerlo en la noche. Si no tienes bañera, simplemente esta mezcla va a ir en una olla bien grande, la dejas reposar hasta que llegue a la temperatura ideal y procederás a realizarte el baño.

Beneficios de los baños de ruda y canela

Conseguir buena fortuna es muy sencillo, existiendo tres principales beneficios que nos deja el realizarnos los baños de ruda y canela:

Para alejar los enemigos: el potencial que tiene los baños de ruda y canela combinada para alejar a los enemigos es el mejor que hay en el esoterismo. ¡Por eso no esperes más! Si sientes que esa persona que te está haciendo la vida imposible en el trabajo, aquella que se está metiendo con tu pareja o si crees que te han lanzado un maleficio alguno de tus enemigos, lo mejor es hacer este sencillo y eficaz baño.

Para atraer la buena suerte: si todo te sale mal, si llevas meses sin obtener un empleo, o aun sales de tu casa y suceden muchos imprevistos, puede ser que solo sea mala suerte. Si esto es muy frecuente, lo puedes neutralizar realizándose los baños de ruda y canela.

Para eliminar las energías negativas: ¿has sentido que hay personas que entran a tu hogar o tu negocio y dejan todo con una mala energía, provocando que de ahí en adelante todo salga mal? Para limpiarnos de estas malas vibras, a lo mejor que podemos recurrir es a hacernos uno de estos baños, con eso tu espíritu, tu aura y tu ambiente quedarán libres de energías negativas.

Truquitos que no fallan: buena fortuna por medio de baños de ruda y canela

Los baños de ruda y canela son algo muy efectivo y muy sencillo de hacer, por eso a la hora de hacerlos te pedimos que revises las siguientes recomendaciones:

  • Los pueden realizar tanto mujeres como hombres, teniendo el mismo efecto.
  • Lo mejor en la mañana, aunque si no se puede en la tarde también es buena hora.
  • Puedes encender velas de color blanco o verde si deseas buena suerte y estas te ayudarán a calentar el ambiente si está muy frío.
  • No utilices toalla ni otro material para secar, te dejarás secar al ambiente y procederás a ponerte ropa de color blanco, para atraer buenas energías después del baño.

Espero esta información que hoy te traemos acerca de los baños de ruda y canela te haya servido para acabar de una buena vez con tu mala suerte y atraer a tu vida la buena fortuna. De igual forma, toma muy en cuenta aquellos truquitos últimos para que tu baño funcione perfectamente y se cumplan tus propósitos y deseos.

Además de los poderosos baños de ruda y canela, sigue leyendo también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Radha tarot

Radha tarot

Tarot,astrologia,videncia

98% de aciertos

229 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Carolina .

Carolina .

Fotomancia

100% de aciertos

348 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Jesús

Jesús

Vicente y tarotista,couching de la realizacion personal,cabalista

98% de aciertos

78 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Tatiana

Tatiana

Psico,videncia,tarot

0% de aciertos

0 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.