¿Cómo es la combinación de Tauro y Géminis? ¡Choque térmico!

tauro-y-geminis

Tauro y Géminis en el amor son dos signos muy diferentes. Mientras que uno es desapegado y está siempre a la defensiva, el otro se entrega en cuerpo y alma y confía ciegamente. ¿Has identificado cuál es cuál? Por esta razón, podríamos decir que la relación de esta pareja es como un choque térmico. Un “tira y afloja” donde, si uno está tranquilo el otro busca pelea, si uno se muestra presente el otro se revela ausente, y así. 

¡Pero tranquilo! Que todo tiene solución. En este artículo, te mostraremos cómo cada uno de estos signos debe ceder para hacer durar a esa relación. ¡Sigue leyendo!

¿Géminis y Tauro son compatibles?

Los nativos de Tauro son tranquilos, firmes y prácticos. Pero también saben muy bien cómo ser despiadados llegado el caso.

Las personas de Géminis son como un dos en uno. Los geminianos son, en realidad, dos personas disfrazadas de una. Géminis es brillante, cortés y versátil. ¡Y seguramente habla seis idiomas, tiene dos títulos universitarios y, como si fuera poco, toca el saxofón en su tiempo libre!

Sin embargo, una de sus cualidades, la versatilidad, puede ser vista como un defecto para Tauro. Es que esa facilidad con la que Géminis puede llegar a cambiar su punto de vista le da a Tauro una sensación un poco incómoda. Este sentimiento le impide confiar en el geminiano.

El punto positivo es que el taurino también siente, aunque de manera inconsciente, que tiene algo que aprender de la persona brillante y rápida que es Géminis.

Por su parte, a Géminis le gusta que Tauro se niegue a salirse de su zona de seguridad en favor de lo desconocido porque sabe que  lo desconocido puede llevarlo por un camino poco agradable.

Aún así, si te preguntas si Tauro y Géminis son compatibles, la respuesta es que esta es una combinación muy complicada.

No hay dudas de que a Tauro le gustaría andar por la vida de una manera más casual y, como Géminis, saber pensar rápido, dejar atrás el pasado sin arrepentimientos y saltar de una aventura a otra. Pero, ¿qué pasaría si, por ejemplo, alguien entra a su casa mientras él está disfrutando de un viaje con Géminis y le roba los preciados bienes que como buen taurino acumuló? ¿Qué pasa si se cae y se rompe la pierna al andar saltando al lado del geminiano? ¿Qué pasa si vivir la noche le causa dolor de garganta?

Diferencias entre Tauro y Géminis

Tauro es una persona decidida y dogmática, a la que le gusta hacer todo de una  manera que ya haya sido probada y aprobada. Estas características suenan un poco prejuiciosas para Géminis, que es  más liberal y de mente abierta.

Por su parte, Tauro desconfía de Géminis por el simple hecho de que el geminiano tiene el don de manipular las palabras con facilidad y convertir cualquier historia, hasta la más tonta, en una narrativa de aventura, emoción y humor.

Otro punto de conflicto es que el desapego exagerado de Géminis puede lastimar e irritar a Tauro. Para los taurinos, el desapego es una forma de ignorar a su pareja.

Pero, a su vez, Géminis sabe cómo derretir el corazón de Tauro como nadie más: con solo soltar una o dos palabras cariñosas y darle un cálido abrazo afectuosos le es suficiente.

Relación entre Tauro y Géminis en el amor

Mujer de Tauro con hombre de Géminis

¿Cómo es la compatibilidad Tauro y Géminis? En esta relación, podríamos describir a la mujer Tauro como una persona que está sentada debajo de un rosal bordando cuidadosamente las palabras “Hogar, dulce hogar” en un retazo de tela.

Y ahí vemos al hombre Géminis, golpeando sus inquietos dedos en el cristal de la ventana, tarareando una canción.

Sin importar en qué etapa o punto de la relación se encuentren, Tauro y Géminis en el amor encontrarán una encrucijada en el camino que los obligará a lanzar una moneda y decidir con un “cara o cruz” qué camino tomará la relación: cómoda y convencional o relajada y sin ataduras.

La taurina tratará de seducir al geminiano para que elijan mantener una relación tradicional y usará todas sus recursos y artimañas para conseguirlo.

Ella tiene más armas para seducirlo de las que te imaginas: sensualidad erótica, cariño tierno, humor genuino, fantásticas galletas caseras, paciencia y coraje.

Si nada de esto le llega a funcionar, y se da cuenta de que realmente está enamorada, solo ahí va a ser cuando a esta mujer no le quede otra que respirar profundamente y aceptar el amor libre de Géminis.

No es fácil que la taurina se deje llevar por las frágiles promesas de Géminis. Pero cuando cae … ufff…lo hace con todo. ¡No hay grúa que pueda rescatarla!

Géminis se parece mucho a Tauro en eso de tomarse un buen tiempo antes de entregarse al amor. Sin embargo, incluso después de enamorarse, siempre estará alerta y listo para huir si es necesario.

Aunque Géminis le entregue con ternura uno de sus dos corazones a la taurina, se mantendrá aferrado al otro por si le pasa algo al corazón que puso en las manos de su compañera. Es una especie de póliza de seguro del geminiano contra la decepción y la desilusión.

En cuanto a la mujer Tauro, siempre tan cautelosa, no tiene ningún “seguro emocional” contra el dolor. ¡Siempre se entrega en cuerpo y alma! Su amor, a veces, es ciego.

La taurina, por otro lado, tiene solo tres estados de ánimo: satisfacción dulce y afectuosa, espíritu meditativo y furia oscura.

Como a Géminis le gusta explorar las diversas facetas de su pareja, y puesto que se entienden con facilidad, puede ser que busque provocar a la taurina para que hacerla mostrar sus impulsos caprichosos.

Para no despertar ese lado provocador del hombre Géminis y evitar una crisis en la pareja, la nativa de Tauro tiene que abrirse al cambio y arriesgarse a cosas nuevas y salvajes una vez por semana. No tiene que ser nada revolucionario, solo peinarse el cabello de una manera diferente o cambiar la marca de su crema corporal.

La taurina y el geminiano tendrán que tener mucha paciencia y buena disposición si quieren hacer que esta relación funcione.

Mujer de Géminis con hombre de Tauro

La pasión ardiente del hombre Tauro no se despierta fácilmente, y mucho menos rápidamente. Va creciendo lentamente en su interior, avanzando gradualmente y ganando fuerzas con el tiempo.

Sin embargo, una vez que ya se ve envuelto en el asunto, nunca más será capaz de elegir nada por sí mismo. Se entregará completamente, incluso cuando tenga que pasar por los huracanes inesperados que despiertan los enojos de la mujer de Géminis.

Nada ni nadie puede influir en este hombre, tan sensato para todo, cuando está enamorado.

Desde el momento en que el práctico taurino queda atrapado en la telaraña del amor, va a cumplir firmemente su promesa de fidelidad y lealtad sin ningún problema.

Esto parece el sueño romántico de cualquier chica, excepto para las chicas de Géminis. A las geminianas les gusta volar libres, como una cometa. Odia la posesividad del Tauro enamorado.

Otro punto que hace difícil que Tauro se lleve bien con Géminis es que esta mujer, en realidad, ¡son dos! Y el taurino tendrá que hacer felices a ambas.

Las ganas de las geminianas a socializar con todo el mundo, tanto con hombres como con mujeres, no puede ser un problema para los taurinos.

Créeme, Tauro: ella realmente siente que está en una relación comprometida contigo, aunque necesite de la compañía de miles de otras personas. Y tendrás que comprender esta necesidad suya si es que quieres que esta relación funcione.

Tauro y Géminis en el amor tienen dificultades para comunicarse. Por ejemplo, cuando se trata de dinero, estos signos siempre están en desacuerdo: ella quiere gastarlo mientras él prefiere guardarlo. En términos de comida también surge un problema, él quiere comer y ella odia cocinar.

Al hombre Tauro le dará mucho trabajo comprender el estado de ánimo siempre cambiante de la mujer de Géminis. Ella tiene la capacidad de pasar de la alegría a la depresión en un segundo, y de mostrarse generosa a parecer una completa mezquina en un instante.

Tauro y Géminis en la cama

Los mismos problemas que enfrentan Tauro y Géminis en la relación, como la terquedad del toro y la inconstancia de Géminis, también se reflejan en la vida sexual de esta pareja.

Tauro quiere ser amado con el alma y con el cuerpo. Para este signo, la expresión física del amor debe ser una experiencia rica y profunda.

A Géminis, en cambio, no le gusta tanta profundidad y se siente un poco invadido por el estilo de Tauro.

El nativo de Géminis es muy desapegado, pero si permite que Tauro le muestre el camino hacia un afecto más intenso, puede que le guste la experiencia.

Entonces, taurinos, inviertan en el primer contacto: el beso. Al beso de Tauro y Géminis le lleva tiempo adaptarse. A los taurinos les gusta un beso más dulce y suave, mientras que Géminis quiere algo más rápido y lleno de deseo.

Eso sí, cuando estos labios se encuentran y encajan perfectamente, nadie podrá controlar la lujuria y el deseo de estos dos.

¿Quieres ver otras combinaciones para tu signo? Lee también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea

Zorione psíquica

Zorione psíquica

0% de aciertos

1458 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Athenas

Athenas

0% de aciertos

257 consultas

-50%*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Anastasia

Anastasia

0% de aciertos

64 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.
Milagros

Milagros

0% de aciertos

956 consultas

US$ 2/10min*

* Promoción válida en tu primera consulta.