Cómo invocar a los Ángeles en simples pasos

cómo invocar a los Ángeles

Desde niños hemos crecido con el poder protector de los seres más amados por Dios: los Ángeles. De ahí que siempre estemos bajo el amparo de nuestro Ángel de la guarda. En la infancia, por ser más vulnerables, ellos van a permanecer más tiempo a nuestro lado, y a medida que nos vamos haciendo adultos y creemos no necesitarlos ellos se van alejando. ¡Pero siempre estarán cerca! Lo único que necesitarás es saber la forma adecuada de cómo invocar a los Ángeles y ellos regresarán para brindarte su amparo.

Para saber cómo invocar a los Ángeles debemos hablar sobre los cuatro más cercanos a Dios y cuya presencia se manifiesta más frecuentemente: Gabriel, Miguel, Rafael y Uriel. Descubre a continuación la importancia y el poder de cada uno.

¿Quiénes son los Ángeles?

Esos maravillosos seres de luz que conocemos como Ángeles, son los mensajeros de Dios. Se conocen por su relación estrecha con el creador y por los poderes que tienen para canalizar nuestros mensajes hacia él, desde la creación el todo.

Considerados seres espirituales, ellos son inmortales y con la propia determinación de hacer lo que más conviene (de la misma forma que los hombres), pero teniendo un juicio más claro entre lo bueno y lo malo. Ya en tiempos de Jesucristo, conocíamos su labor de mensajeros de Dios, apareciéndose generalmente en sueños.

Por eso, saber cómo invocar a los Ángeles puede ser la solución a varios de los problemas o dificultades que a menudo se presentan en la vida. Aunque ellos al ser bien invocados escucharán, lo es mucho más fácil si llevas una vida espiritual, una estrecha relación con Dios y una relación de amor y paz con todos los otros seres.

¿Cómo invocar a los Ángeles? Elementos y energías necesarias

Ante todo, y lo más importante para hacer la invocación, es tener la visualización de los Ángeles de luz, es creer en ellos, con la fe necesaria para saber que están cerca y seremos escuchados.

Para agradarles más y atraerlos a nosotros, necesitaremos hacerles un altar y el llamado se magnificará. En el pondremos: un mantel blanco, siete velas de color blanco, un florero con siete rosas blancas y agua bendita. Tendremos siempre en cuenta a los siete Ángeles del amor que son Miguel, Gabriel, Rafael, Chamuel, Zadkiel, Uriel y Jofiel (por eso las 7 rosas y las 7 velas).

Una vez tengamos estos elementos, para saber cómo invocar a los Ángeles debemos mirar hacia el este, ya sea de pie o sentado en una silla erguidamente. Cerraremos los ojos e inhalando profundamente en total calma 5 veces, nos visualizaremos bajo la protección de la luz blanca que los acompaña. Necesitas canalizar bien tus energías y eliminar todo aquello negativo que te impide sentir su presencia, por eso son necesarias de 3 a 7 invocaciones antes de sentir que ellos están cerca.

Una vez sentimos su presencia debemos aferrarnos a esa tranquilidad que ellos nos dan, guiando nuestro yo interior a realizar el bien, hablándonos directamente al corazón. Es muy fácil saber cuándo nuevamente nos acompañan y nos cubren con su manto protector.

Como seres bondadosos que son, al conocer cómo invocar a los Ángeles, no solo ellos nos concederán llevarle el mensaje a Dios de aquello que estamos pidiendo, sino que también reconoceremos su presencia al notar que todo en nuestra vida cambia para bien.

Cómo invocar a los Ángeles Miguel y Rafael

Miguel y Rafael son los dos primeros ángeles en ser invocados. Ya que serán nuestra guía, lograremos que Rafael se ubique delante de nosotros para mostrarnos el camino y Miguel a nuestra derecha para guiarnos por el bien. De esta manera empezaremos invocando a Rafael, diciendo las siguientes palabras en voz alta:

“Amadísimo Rafael, yo te invoco como guía en mi camino, para que me libre de todo enemigo que me acecha y logre llegar a mi destino, con la protección y bendición de Dios. Llévame a mi destino y sana las heridas del alma, para concederme la salud del cuerpo y finalizar mi camino bajo tu amparo”.

A continuación invocaremos la protección de Miguel con la siguiente frase: “Tu, Miguel, maravilloso Ángel protector, con tu espada elimina los sentimientos negativos de aquellos que me desprecian. Dame la fuerza y valentía, para continuar mi camino. Nunca me dejes, sin antes cumplir los propósitos que el amado padre desea que lleve a cabo en esta vida”.

Cómo invocar a los Ángeles Uriel y Gabriel

Una vez has logrado captar la atención de Miguel y Rafael, atraerás las energías de Uriel para que te acompañe ubicándose en tu izquierda. Pronuncia las palabras que a continuación:

“Fuerte y poderoso Uriel, quien mejor que tu para ubicarte a mi izquierda. Con tu poderosa mano aleja de mi toda preocupación, que no me deja llevar la vida tranquila que deseo. Libera mi espíritu de tensiones para así poder servir a mis hermanos y recibir de ellos las bendiciones que el padre derramará sobre mi”.

Finalmente, al saber cómo invocar a los Ángeles, debes invocar a Gabriel para que se ubique detrás de ti y te proteja de aquellos enemigos que quieren atacar por la espalda. La frase protectora para invocar al ángel es la siguiente:

“Oh purísimo Gabriel, ubícate atrás mío y continuaré tranquila en mi camino. Con la plena convicción, de que no dejarás que sufra ningún daño. Concédeme la gloria de que el Padre sane las heridas dejadas en el pasado para avanzar en el futuro sin que nada me detenga, acabando con todas aquellas dudas o temores que aún invaden mi corazón”.

Cómo invocar a los Ángeles y empezar a sentir su energía

La respuesta de cómo invocar a los Ángeles se sentirá de varias maneras. Principalmente iniciará en tu interior con un sentimiento de paz, tranquilidad, calma y una profunda alegría. Esta sensación pasará a las sensaciones corporales como una oleada de calor por todo tu ser, incluso en ocasiones el ambiente también se calentará. Es en ese momento cuando debes agradecer por su presencia, su compañía y protección, no solo para ti, sino también para tu familia.

Ahora que ya sabes cómo invocar a los Ángeles, te deseo que toda la protección y que el amor del Señor en presencia de Miguel, Rafael, Gabriel, Uriel, Chamuel, Jofiel y Zadkiel esté siempre contigo.

Sigue leyendo también:

Para obtener información exclusiva, active nuestras notificaciones

Expertos en línea